Palencia Entre Líneas

Cuatro apuntes sobre un sentimiento y una forma de vida: la nuestra. Palencia existe, se ve, se toca y se disfruta. Es un modo de vida.

20 febrero 2014

De transportes, intereses y demás

IMAGEN: Alsa City Palencia
¡Quién diría que se ha montado la que se ha montado con el transporte público en una ciudad en la que es tan fácil llegar andando a casi todas partes! Quizás eso sea parte del problema...
Me resulta complicado saber quién tiene razón o quién no está haciendo las cosas bien en la nueva concesión del servicio de autobuses. Pero parece claro que todo parte por las obligaciones que marca el Ayuntamiento de reducir el servicio para reducir costes (esto se sobreentiende).
Voy a intentar hablar desde la lógica. Y parto de que, a menor servicio, menor gasto en recursos: menos vehículos, menos conductores... Lo que, a su vez, se traduce en menos frecuencia de paso, menos demanda (¿para qué esperar, si llego antes andando?)... Y, cuando cae la demanda, llegan las preguntas lógicas de un Ayuntamiento que busca "ahorrar": Si este servicio no tiene demanda, ¿para qué mantenerlo en estas condiciones?
Esperemos que no se llegue a ese punto, pero es verdad que un servicio público mal diseñado o mal gestionado es un derroche para cualquier bolsillo. Y si hay algo que me enfurece es que los servicios públicos, en general, se recorten con cualquier excusa o bajo cualquier eufemismo. Por ejemplo, en Madrid, al recorte de los MetroBúhos en fines de semana y de los primeros servicios diurnos se le llama "reordenación".
Pues bien, la "reordenación" que exige el Ayuntamiento de Palencia no tiene mucho sentido: no lo tiene cuando las líneas más demandadas empiecen a pasar cada 15 y 20 minutos respectivamente. ¡Benditos tiempos aquellos en los que la línea A pasaba cada 10! Y eso de que la línea P, que llega a barrios que no cubrían las otras líneas, pase a tener un autobús por hora, es una broma de muy mal gusto.

¿Por qué no hacer un mapa y unos horarios flexibles, que se acomoden a lo que pasa en cada momento? ¿Por qué no poner buses a cascoporro por las mañanas que den un buen servicio al Campus Universitario y al Hospital Río Carrión? ¿Por qué no trazar líneas más rápidas que unan los barrios más alejados del centro en vez de perderse con tanto rodeo para llegar 50 metros más allá? ¿Por qué no poner líneas especiales en Fiestas, en la Feria Chica, cuando haya partidos en La Balastera (todo volverá, supongo)...?
Lo más recomendable sería adaptarse a la demanda del pueblo y no hacer que el pueblo se adapte a lo que le echen. Hablamos, repito, de un SER-VI-CIO PÚ-BLI-CO.
Es que, después, vienen con la supuesta creación de un nuevo búho para las noches de los sábados, que puede ser una opción interesante, que no cuenta con la aprobación de los taxistas (estad tranquilos, que no va a bajar tanto la demanda como pensáis), pero que me crea algunas dudas. Esperemos a ver...
Y todo este lío para que, al final, lo que ocurre en el día a día es que haya cerca algún alma caritativa que te acabe diciendo eso de: "Tengo el coche ahí aparcado, te acerco, que es un momento".

2 comentarios:

A las 21/2/14 00:45 , Anonymous Anónimo ha dicho...

Pero parece claro que todo parte por las obligaciones que marca el Ayuntamiento de reducir el servicio para reducir costes (esto se sobreentiende).

¿Estamos seguros de ello?
Saludos

 
A las 21/2/14 00:47 , Anonymous Anónimo ha dicho...

Pero parece claro que todo parte por las obligaciones que marca el Ayuntamiento de reducir el servicio para reducir costes (esto se sobreentiende).

¿Estamos seguros de ello?
Saludos

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal