Palencia Entre Líneas

Cuatro apuntes sobre un sentimiento y una forma de vida: la nuestra. Palencia existe, se ve, se toca y se disfruta. Es un modo de vida.

10 marzo 2014

Por un partido de 'La Roja' o de la ÑBA

La visita de la sub-21 a La Nueva Balastera de la semana pasada cumplió. Nuestro modesto coliseo palentino, pedía a gritos una cita así. Y con todo el respeto por el Cristo Atlético, pero los pocos cientos de espectadores que acuden a verle cada quince días se antoja corto para lo que un estadio moderno y referente en nuestra región puede dar de sí.
Es de agradecer el esfuerzo que Cristo y Becerril han hecho, con más o menos consenso o conformidad, para aplazar el partido de Liga y poder disputarlo en La Balastera, en lo que puede ser otro día bonito de fútbol. Jamás olvidaré ese casi lleno que hubo en el primer Palencia-Becerril, hace varios años, también en Tercera División, aunque ahora las cosas son francamente distintas. Los habituales, más los que vengan de Becerril, más representaciones varias de nuestra provincia, puede quedar una tarde de las que se echan de menos, con tanto en juego, aunque desgraciadamente sea en la zona baja de la clasificación.
También me parece buena noticia que la final de la Copa del Rey 2014 de rubgy se celebre en el moderno coliseo palentino.
Es un orgullo que Palencia responda en casos así, como también lo fue cuando vimos a un grupo de aficionados dándolo todo en Andorra acompañando en la final de la Copa Príncipe a nuestro equipo de baloncesto. Aunque lo de ascender es harina de otro costal, la chapa y pintura a la que se sometió el Pabellón también se nos queda corta. Porque, puestos a soñar, y ahora que uno vuelve en unos días al modernísimo Palacio de los Deportes de La Rioja a disfrutar de otra Copa de fútbol sala, pienso que con un pabellón mejor, Palencia podría seguir pujando por este tipo de competiciones, con el beneficio que trae.
Un partido de 'La Roja', o de la ÑBA, una Final-Four de Copa en balonmano, una Copa de España de fútbol sala... O, de nuevo, una buena velada nocturna de boxeo, amén de más conciertos y exhibiciones varias tienen cabida, de sobra, en nuestra ciudad.
Y es que, aunque la crisis se lleva por delante todo, los valores de lucha y esfuerzo de los deportistas, a los que alguna vez se han agarrado nuestros políticos, tienen más vigencia que nunca. Palencia tiene algo que le hace una pequeña gran cuna de gente fiel al deporte: unos de élite y otros no. Pero lo tenemos todo para seguir apostando a caballo ganador si seguimos manteniendo esfuerzos en esa dirección.


0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal