Palencia Entre Líneas

Cuatro apuntes sobre un sentimiento y una forma de vida: la nuestra. Palencia existe, se ve, se toca y se disfruta. Es un modo de vida.

29 junio 2012

El relato de las tragedias


En este mes de junio que termina, las páginas de los diarios locales se han convertido en las de cualquier otro diario, de los que se cierran con candado personal, de quien escribe el relato de su lucha junto a la de los suyos para evitar tragedias personales.
Un mes especialmente duro para los 314 trabajadores de SEDA, que dependen de jueces, ventas, acreedores, sindicatos, liquidaciones y planes de viabilidad en una empresa en la que el café, de un tiempo a esta parte, tiene un aroma un poco más amargo.
Un mes difícil para los mineros y para el carbón. La central térmica de Velilla está que echa humo y no por lo de siempre. Las subvenciones se recortan o, directamente, se acaban. Duele pagar más y cobrar menos, cuando aún se espera un esfuerzo personal de quien tiene las tijeras en una mano y el cinturón en la otra.
Nuestro CF Palencia lucha contra el tiempo para evitar, otra vez, su desaparición. La reaparición, una y otra vez, del tumor de las deudas y la dificultad, cada vez mayor, de los avales, hace pensar que el cáncer de las deudas va a triunfar sobre la vida del club. Y, para colmo de males, arrastrado por las circunstancias pucelanas, el Aguilar se nos ha ido a Regional.
Y lo que no sale en los periódicos: me cuenta una persona querida que, de aquí en quince días, vuelve al paro porque en el supermercado donde trabaja, las cosas se han torcido más.
Entre tanto, Beatriz Pando y Álvaro Mocha nos recuerdan, con sus casi dieces en selectividad, que la ilusión por la vida se mantiene intacta. Y que, con trabajo bien hecho, se puede triunfar. Así nos lo recordará la joven Ester Rodríguez en los mermados sanantolines este año, ejemplo siempre de lucha en nuestra tierra, como cualquier paralímpico que consigue superar cualquier reto que se propone, aunque no podamos animarla en Londres. Juntos, arrojan un poquito de luz y nos hacen pensar que, quienes están al frente del todo, al margen de subirnos en tan sólo dos días la luz, el gas y los medicamentos, no cumplen, ni de lejos, bien su labor. Menos mal que el domingo juega España la final de la Eurocopa y la anestesia nos durará todavía un rato.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal