Palencia Entre Líneas

Cuatro apuntes sobre un sentimiento y una forma de vida: la nuestra. Palencia existe, se ve, se toca y se disfruta. Es un modo de vida.

25 junio 2012

Sacudiendo nuestro orgullo español

Cuando juega la selección de fútbol, sacudimos nuestros complejos. Como cuando sacudimos un mantel o cualquier otro trapo por la ventana, echamos nuestra bandera española a la calle y dejamos nuestro orgullo español ondeando a la altura de nuestra casa. Es la forma de avisar al de fuera: "Aquí vive un español que está con 'La Roja'". Fue comenzar la 'Euro', y Palencia llenarse de banderas rojigualdas.
El fútbol, que no nos da de comer a ninguno de nosotros, con unos futbolistas que, si España fuera una meritocracia tendrían que estar mendigando el pan, nos hacen olvidar todos y cada uno de los males y gentuza que nos dirige por los que seríamos capaces de reconocer que nuestra España nos avergüenza.

Sin ánimo de ser oportunista, estoy seguro de que volveremos a lanzarnos a las calles cuando ganemos, si Mérkel lo permite, la Eurocopa. No lo haremos el día que nuestra deuda desaparezca, o baje la incomprensible prima revoltosa a un nivel que podamos olvidarnos de ella. Tampoco lo hicimos cuando Montoro anuncia un "no-rescate" rescate y nuestro Presidente, antes que salir a dar la cara, prefería escaquearse al España - Italia... y entre lágrimas porque no podía ver a Rafa Nadal. Nos cuesta salir para lo bueno y para lo malo. Menos si nos dan de comer. Afortunadamente, como la cordura no se ha marchado del todo, ahí tenemos a los trabajadores de SEDA y a los mineros que luchan por el orgullo propio y el de sus familias, víctimas de una situación que está en manos de otros.
Si los jugadores de la selección ganan la Eurocopa, se llevarán una prima que ya querría la de riesgo: 300.000 euros por barba, un premio superior al de hace cuatro años. El próximo domingo, si nos dejan, saldremos a celebrarlo. El lunes, sacudiremos nuestra bandera por la ventana, sacudiremos nuestro orgullo español y volveremos a dejarlo en un cajón hasta dentro de dos años.
La situación económica y política del país tardará bastante más en mejorar.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal