Palencia Entre Líneas

Cuatro apuntes sobre un sentimiento y una forma de vida: la nuestra. Palencia existe, se ve, se toca y se disfruta. Es un modo de vida.

22 diciembre 2014

El 'Gordo', íntegro en Palencia

IMAGEN PARTICIPACIÓN | IMAGEN PRENSA: Diario La Correspondencia
Que Palencia tenga relativa fortuna en la Lotería de Navidad no nos sorprende. Sólo una vez en la historia ha sido agraciada con el 'Gordo' de forma íntegra. Hablamos de 1892. En el siglo XIX, casi lo normal era que cada uno de los grandes premios se vendiese en su totalidad en una sola provincia.
Ese año, por primera vez, al sorteo previo a las fiestas navideñas se le denomina 'Sorteo de Navidad'.
El primer premio de entonces cundía muchísimo más que el de ahora: el ganador se llevaba, al billete, 3 millones de pesetas (o 12 millones de reales) en los tiempos en los que un periódico valía 5 céntimos; una botella de ron, dos pesetas; un sombrero de moda parisina, 12 pesetas; y un piano, unas 400.
Si dejamos el dinero de lado, no han cambiado mucho las costumbres. La prensa del día de Nochebuena de aquel año, habla de la enorme expectación del público a la entrada del salón del sorteo, haciendo colas de madrugada, soportando "el frío y la llovizna" de aquel 23 de diciembre, y de cómo se desinflaban los ánimos en cuanto salía el Gordo y la gente comprobaba que no se correspondía con el número que jugaba. Y se puntualiza que el sorteo comenzó con retraso: a las 10 de la mañana, por aquello de que había bastantes curiosos con ganas de encontrar su número antes de que las bolas fuesen introducidas en los bombos.
El billete con el número 40.297, según las crónicas de los corresponsales en Palencia de la prensa de Madrid, se vendió en la droguería del Señor Fuentes. Y, como ahora, estuvo muy repartida entre la clase humilde: "Los favorecidos por la suerte son pobres y honrados trabajadores que sólo contaban para vivir con el producto de su jornal". Otro décimo recayó en el Seminario, donde "albañiles y carpinteros" se llevaron algunas participaciones y se menciona al fámulo de un Catedrático que compartió su suerte con un "infeliz" obrero, con familia y dos hijos, que tuvo que ir a Cuba y que vivía de la caridad. (El Imparcial. Madrid.)
'El Liberal' apuntaba a que algún décimo pudo ser devuelto y que Palencia era una "capital en la que se juega generalmente poco".
También se refieren los corresponsales al rumor que corrió, sin que se pudiera confirmar, que dos décimos los tenía el ex ministro Manuel Ruiz Zorrilla, aunque cabría la posibilidad de que no los comprara él, sino que se los hubiesen enviado a París y, durante el envío, se extraviaran.

No sabemos en qué grado cambió la vida de la ciudad. Quizás pasó algo similar a lo vivido en Segovia en el año 2000: "Ha producido inmensa alegría en la capital la noticia [...] En los cafés, círculos, comercios y calles no se habla de otra cosa", decía la crónica de Rodríguez Blasco para 'El Imparcial' describiendo el ambiente de una Palencia que contaba con algo más de 15.000 habitantes.
Además, alguna participación, si no igual, parecida a la de la imagen, habría llegado hasta Fuentes de Valdepero.
Y aunque más de 100 años nos parezcan un mundo, y ahora estemos en la era del décimo que se vende a demanda por terminal, la esencia, la ilusión, y las escenas de cada año no han cambiado un ápice. Y aunque ahora se cobre mucho más que entonces, el 'Gordo' cunde muchísimo menos. También las pedreas. Malo sería que un tiempo tan pasado nos suene mejor.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal