Palencia Entre Líneas

Cuatro apuntes sobre un sentimiento y una forma de vida: la nuestra. Palencia existe, se ve, se toca y se disfruta. Es un modo de vida.

16 febrero 2015

Nos deja un currante

En Palencia se respira mucho luto. Y lo puede asegurar con certeza un 'exiliado' a 240 kilómetros de distancia, al que le llegan por las redes sociales, los periódicos on-line y los programas de radio las lágrimas de quienes lloran la muerte, tan repentina como triste, de José María Hernández.
Siendo él un hombre con tanto trato con la gente, no soy yo el más adecuado para hablar de su figura, pues apenas nos saludamos una sola vez. Si queremos saber quién era, baste con oír a sus familiares y conocidos, entre los que se encuentran los compañeros de la prensa local que tan bien han lidiado con una jornada difícil para cualquier periodista de provincias.
Mientras España avanza con sus entresijos del día a día, Palencia ha tenido que detenerse con un crespón negro en el brazo. En los sitios pequeños, estas cosas afectan.
Insisto en que no conocía al Presidente de la Diputación más que de la actualidad y su trabajo, como, supongo, muchos palentinos, lo que no quita para que cada uno, como seres empáticos, nos pongamos en el pellejo de su mujer o de amigos, intentando entender la dureza de una muerte contra pronóstico.
Explica uno de sus amigos, Carlos Martín Santoyo, que el viernes recibió un mensaje de su amigo Chema diciéndole que había ido a urgencias por una fiebre alta. Apenas dos días después, el desenlace fue fatal.
Es ley de vida que las cosas importantes cambien de un momento para otro: un solo chispazo puede encender una revolución o causar una tragedia.
Recomiendo, por cercanía con ellos, el especial que han hecho este mediodía mis compañeros de Cope Palencia (1ª parte | 2ª parte). En estos casos, conviene quedarse con lo bueno de la persona que nos deja.
Y después de escuchar y leer tantos testimonios, me alegra saber que había, en esta clase política tan cuestionada, un currante tan bien apreciado.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal