Palencia Entre Líneas

Cuatro apuntes sobre un sentimiento y una forma de vida: la nuestra. Palencia existe, se ve, se toca y se disfruta. Es un modo de vida.

05 septiembre 2012

Sin balance

Le estaba cogiendo yo el gusto a esto de los sanantolines, pero por cosas de la vida, uno tiene que decidir si marcharse muy lejos de vacaciones una semana, con la mejor compañía posible, o repetir feria de tapas y esas cosas que parece que perdurarán al año que viene, y al siguiente y al siguiente. He cambiado las tapas de pimientos de Torquemada por papas con mojo y las de carne de Cervera por pescadito insular. Creo que he salido ganando.
Me maravilla el potencial gastronómico de las Islas Canarias y el clima tan bueno que tienen. También su acento, su tranquilidad y el orgullo con que presumen de islas. Aunque es inevitable acordarse, por muy lejos que uno esté, que cuando el calendario marca  el 2 de septiembre, algo grande mueve Palencia, aunque sólo sea la fe que lleva a tantas personas a esperar una cola para beber agua que ni la de la Sagrada Familia para entrar a verla.
Programa en mano, uno vuelve a ver que hay más de lo mismo: un nivel flojo de conciertos, tapas, ferias, cuatro eventos deportivos menores y otros cuatro infantiles... Y un relleno de narices. Queda siempre bien meter en el programa que juega el Cristo el partido de Liga, que el Sorteo de la Lotería se hace en Palencia, que pasa la Vuelta Ciclista, etc, etc. Pero qué le vamos a hacer, es tradición de todos los años. ¡Ah, y un día menos! Pero si tenemos lo de siempre (no nos vendan burras por novedades, por favor) y, además, el Cabildo, perdón, el Ayuntamiento se ahorra dinero, mejor que mejor. Los bolsillos, agradecidos.
Los únicos balances que puedo contar son los de la gente de la calle a los que han dado voz en los diferentes medios locales y los de mi gente. Y no son muy allá. Más de lo mismo. Así que, por esta vez, no haré balance a posteriori, aunque, intuyo, me saldría uno bastante creíble si decidiera "tirarme el pisto". Me llama la atención (o, quizás, no debería) lo que la gente se ha vuelto a quejar de la sensación de timo en determinadas casetas de la feria de tapas.
Y que las cifras del paro local salgan un día después de la traca fin de fiesta no es, ni mucho menos, el mejor colofón. Me indignan los valientes que celebran que, con 40.000 parados más en agosto, estamos en la mejor cifra de este mes desde 2006 en cuanto a desempleo nacional se refiere. Recemos nuestras plegarias, e inventémoslas, porque tenemos aún para rato. En fin, San Antolín... "Si nos escuchas, te queremos, primo."

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal