Palencia Entre Líneas

Cuatro apuntes sobre un sentimiento y una forma de vida: la nuestra. Palencia existe, se ve, se toca y se disfruta. Es un modo de vida.

26 febrero 2015

Por media hora no va a cambiar nada

Leo con atención los artículos que el bueno de Óscar Herrero ha escrito recientemente sobre una de las cuestiones que más va a dar que hablar en las próximas semanas.
Adif sigue haciendo pruebas de algo que no sé si será bueno, muy bueno, regular o nos va a dejar con el mismo frío en invierno y sin más calor en verano.
En este artículo, titulado "Los AVE, para el verano", se habla de los sueños de los que se frotan las manos con la llegada de nuevas empresas a nuestro suelo industrial, menos pérdida de población, un crecimiento en el número de usuarios entre Palencia y Madrid, más empleo, más posibilidad de atraer turismo o aficionados a las compras... Algo que, en teoría, nos beneficia a todos. Algo así como una especie de Mister Marshall del Ministerio de Fomento.
No digo que todo eso no vaya a ocurrir, pero seamos prácticos y sensatos. Hace diez o doce años, la gente me decía que viajar en tren a Palencia era barato. Lento, también: más de tres horas. A los viajeros que veíamos el Talgo como un tren para gente con más posibles, la llegada de los Avant rápidos, nos quitó la opción de viajar en los Regional Express, hoy meramente testimoniales. Evidentemente, todo se encareció: un Intercity, hoy, cuesta 48 € (ida y vuelta); un Alvia, 62 €. ¿Cuánto va a costar el AVE?

Vale que, en un intento de que la mayoría del pueblo español no dé la espalda a una infraestructura carísima, el Gobierno ordenó la existencia de algunas tarifas "promo", centradas especialmente en aquellos trenes que tienen más riesgo de ir vacíos. Está claro que quien se quiera hacer el fin de semana completo en Palencia va a tener que pagar el 100%, salvo que esté metido en alguno de los grupos de whatsapp de las "tarifas mesa" o sepa moverse por foros de internet.
Eso, sin hablar de la competencia: las páginas para compartir coche (por 12 €puedes hacer el trayecto) y las tarifas de ALSA, que ofrecen billetes de ida de hasta 5 y 9 € aunque haya que comerse casi 3 horas y media de carretera.
Teóricamente, pudiendo hacer, desde hace tiempo, Madrid-Palencia en 1h 50m, ya deberíamos notar algo de esos efectos tan beneficiosos de los que hablan. Me pregunto qué nos va a aportar hacer esa distancia en apenas 30 minutos menos a un precio mayor.
Recuerdo cuando me decía, once años atrás, un estudiante vallisoletano, hoy director general de una gran empresa, que las previsiones más optimistas cifraban la población de su ciudad en 900.000 habitantes con la llegada de la Alta Velocidad. Nada más lejos de la realidad: desde 2004, la pérdida de población ha sido constante en la capital de nuestra Comunidad Autónoma, en la que la estación, sorprendentemente, se mantiene integrada en la ciudad.
No se trata de no ser optimistas, pero tampoco nos vamos a crear falsas ilusiones. El dinero ya está gastado, dejemos que el AVE vuele a sus anchas y que lo aproveche quien mejor  sepa hacerlo. 
Óscar, afila la pluma porque te quedan páginas por delante.

1 comentarios:

A las 28/2/15 12:16 , Anonymous AVE Madrid Palencia ha dicho...

En mi opinión lo importante no es tanto si merece la pena acortar el tiempo de viaje a cambio de aumentar de forma exponencial el precio del billete, si no que exista la posibilidad de elegir el que cada uno en función de sus necesidades, elija el que mejor le cuadre.

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal