Palencia Entre Líneas

Cuatro apuntes sobre un sentimiento y una forma de vida: la nuestra. Palencia existe, se ve, se toca y se disfruta. Es un modo de vida.

20 febrero 2017

Una semana feliz

IMAGEN: 'El Arambol'
Vengo de una semana muy buena: sorpresiva, reconfortante y tremendamente agradable.
Agradezco la posibilidad que, el lunes, con el Día Mundial de la Radio, me brindaron los amigos de 'El Arambol', en Acup Radio, de formar parte del modesto homenaje a nuestro medio que brindaron desde la emisora universitaria. 
Tan grande fue el homenaje que, en Cope, reunió a tres históricos de la radio española, como el que pueden realizar gente como Samuel, los dos Raúles, Natalia o Jesús, con casi 150 semanas de radio local con gusto hecha por puro amor al arte.
En sus estudios, in situ, estaba Leonor Ramos, compañera de profesión con la que hacía tiempo que no charlaba y que vistió los colores de la camiseta de mi querida Cope Palencia. Me dicen, por cierto, que va muy bien de salud, por lo que me alegro mucho. Siguen sin ser demasiados buenos tiempos para las locales.
La semana culminó con un regreso a mi capital preferida, que apetecía. Mantuve algunos reencuentros inesperados que me llenaron profundamente. Cuando pasa tanto tiempo y ciertas personas reaparecen, aunque sea en la puerta de un bar y para una puesta a punto en minuto y medio, es una satisfacción enorme que me hace ver que algo bien se hizo en el pasado.
Entre tanto, no hace falta esperar que pasen demasiadas cosas para darse cuenta uno de que, muchas veces, la mejor de las alegrías es ver que todo sigue bien, sin sobresaltos.
Con dosis de cariño tan grandes es imposible no querer sentirse más palentino. Ya he dicho anteriormente que Palencia es, además de la ciudad en sí, la gente que le da vida. Ojalá estuviese más cerca de Madrid.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal