Palencia Entre Líneas

Cuatro apuntes sobre un sentimiento y una forma de vida: la nuestra. Palencia existe, se ve, se toca y se disfruta. Es un modo de vida.

04 mayo 2011

Editorial DP: "Vivir en el centro se ha puesto por las nubes"

No me deja indiferente el Editorial de Diario Palentino de hoy "Vivir en el centro se ha puesto por las nubes". En realidad, todo depende de con quien lo hables, porque recuerdo a dos amigos míos que vivieron en un piso que da a la Calle Colón y que pagaban por él unos 550 € de alquiler al mes, y cuando se lo cuento a mi gente de Madrid, siempre hay quien dice eso de: "Joe, pues habrá que irse a Palencia." Y con razón: un piso de las mismas características en el corazón de España, en un barrio del extrarradio, puede costar hasta 300 € más al mes sin ninguna dificultad.Aún así, estoy de acuerdo en todo lo que se dice en el artículo, y el titular puede extrapolarse a cualquier ciudad española: siempre los centros son más caros... Y siempre, por ello, están más desiertos. Porque la gente mayor se muere, y salvo herencia, poder económico y/o puro romanticismo, lo práctico siempre es vivir, a ser posible, cerca del centro o en un barrio bien comunicado, que es más barato, y con viviendas mucho más modernas.
La crisis del ladrillo, y la que no lo es, afectan principalmente a quienes ahora, jóvenes mileuristas con trabajos, por lo general, no muy estables, buscan una vivienda propia. La nueva construcción, pese a no estar tampoco muy barata, que digamos, en Palencia, está bastante alejada del centro (véase La Nueva Balastera, San Antonio, El Cristo, etc). Y la segunda mano, si hay que reformar, mejor hacerlo sobre un piso donde no vaya a tener que emplearse mucho dinero.
Y el centro, por la economía y las circunstancias, seguirá siendo un poderoso punto comercial y de servicios para la ciudad: macrotiendas de dos y tres pisos, oficinas, estudios, consultas... Tendencias.
A fin de cuentas, somos producto de nuestra historia, pero con evolución: en el centro siempre vivió la burguesía, y los comerciantes de la zona. Es decir, los que, antes, disponían de enteros. Pero, ahora, que hay pocos ricos, muchos mileuristas y más pobres, y que a los comerciantes les da justo para pagar el local del comercio, la cosa ha cambiado un poquito y, según que casos, es para preocuparse. Pero creo que, desierta, la Calle Mayor, no se va a quedar, al menos, por muchos años.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal