Palencia Entre Líneas

Cuatro apuntes sobre un sentimiento y una forma de vida: la nuestra. Palencia existe, se ve, se toca y se disfruta. Es un modo de vida.

12 agosto 2006

Marta, la reina de entre las reinas


Marta Domínguez (sobra el Azpeleta para que cualquier aficionado al atletismo la identifique) es la atleta española más grande de todos los tiempos. Si en Munich, hace cuatro años, nos quitamos el sombrero, ahora, en Goteborg, no sabemos qué hacer para no quedarnos cortos.
Venía de correr los 10.000 metros en los que acabó 7ª pero con el mejor tiempo de una española en la distancia. Sabor agridulce, más agrio que otra cosa. Tanto que mejor no presentarse a los 5.000, piensa. ¿Y por qué no? Ella es la reina en esa categoría. La reina de las reinas. Como ha confesado a TVE al final de la carrera, «suponía mucha presión tener que defender el europeo. Me metí entre las tres primeras en la carrera, me conformaba con el bronce, pero al ver que las demás no tiraban, pues tiré yo». Y ganó. Volvió a hacerlo. Y por si fuera poco, con su marca, 14:56.18 ha logrado el record de los campeonatos.
Marta venía de pasar una operación, hace apenas un año que volvía a los entrenamientos. Y ahora, con 31 años, afrontaba de nuevo este reto, con el temor de decepcionar al personal si no lograba la victoria en 5.000. Pero lo intentó. Con el 1139 en pecho y espalda, cinta rosada en la cabeza, se puso manos a la obra. Muy pegadita al aluminio, como la gusta a ella, siempre en el grupo de cabeza y cada vez más cerca de la cabeza, hasta que a falta de apenas 4 vueltas se queda con 4 corredoras, al final 3, Marta prometía medalla y un sensacional sprint final, que a buen seguro, ha puesto en pie a más de uno, ha logrado que Marta vuelva a escribir en el libro de la Historia del Atletismo. Su sonrisa, a 20 metros para el final, cuando ya sabía que iba a ganar, no tiene precio, merece ser la portada de los diarios deportivos de mañana.
Sólo una pega: la hemos echado de menos. Hablo de la bandera palentina que paseó por Alemania hace cuatro años. Saltó a la pista y le hizo sombra a la española. Pero más que nunca hoy nos hemos sentido orgullosos de ella, de la palentina que ha hecho sonar, por segunda vez en estos europeos, el himno español. ¡Felicidades, Marta!

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal