Palencia Entre Líneas

Cuatro apuntes sobre un sentimiento y una forma de vida: la nuestra. Palencia existe, se ve, se toca y se disfruta. Es un modo de vida.

26 octubre 2006

El Senado se impregna de palentinismo

Se complican las gestiones para que el Real Madrid venga, alguna vez, a ¿inaugurar? (ya es tarde, me parece) el Nuevo Municipal de la Balastera. Ramón Calderón, presidente palentino del Real Madrid, ha dado esta mañana en el Senado un motivo más para explicar lo complicado que tiene traerlo: «Yo soy de Palencia. Además, lo tengo a gala y estoy orgulloso de ello, y hemos inaugurado un estadio y no crean que estoy pudiendo conseguir que el equipo vaya. Entre otras cosas, me parecería mal hacerlo a Palencia y no hacerlo a otro sitio aunque saldríamos perjudicados, pero es que la competición lo hace difícil. En Estepona, por ejemplo, que yo estuve con el alcalde este verano y también quería inaugurarlo. Lo que pasa es que si llevas al segundo equipo o si no llevas a todos los jugadores lo consideran un agravio, entonces es un problema». Añadió: «Me encantaría que el Real Madrid se paseara por toda España, eso nos permitiría desplazarnos por la tierra. Eso de los galácticos es una cosa que no me gustaba, nos hizo mucho daño. Somos españoles antes que nada, y me parece bueno la internacionalización de la marca fuera, pero hay que cuidar España, que es donde nosotros vivimos.»
Dudo que se haya hablado antes de Palencia en una comisión del Senado como la de esta mañana. El presidente del Real Madrid, el palentino Ramón Calderón, ha intervenido a las once de la mañana para hablar sobre la xenofobia y el racismo en el fútbol y cuál es la posición del club blanco para combatirlo. De todas maneras, el motivo de sacar el tema de Palencia al estrado fue porque por allí andaba, entre otros, el Senador por Palencia Julián Gutiérrez. Y todo surge porque el Senador Álvarez, del Partido Socialista, le sugiere a Calderón que acerque al Real Madrid a las provincias. Después, el senador por Cuenca José Montalvo, se une a la propuesta y le pide que lleve al equipo a la capital conquense... y a la palentina porque, dice, estaba nuestro Senador, que no se había atrevido a decir nada. Y ahí, todo sea dicho de paso, vinieron las únicas risitas de toda la mañana en la Sala Campoamor de la Cámara Baja.
¿Y todo esto qué tiene que ver con la xenofobia y el racismo? Más bien poco... o nada. Pero me queda claro que Calderón lo lleva muy dentro.
Para terminar, otra perlita del "Presi". Hablando de insultos en los campos, ha dejado bien claras sus preferencias:
«Prefiero que me llamen blanco a que me llamen hijo de puta, quizás porque a mi madre la tengo mucho cariño.»

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal