Palencia Entre Líneas

Cuatro apuntes sobre un sentimiento y una forma de vida: la nuestra. Palencia existe, se ve, se toca y se disfruta. Es un modo de vida.

05 julio 2010

¡Oh, la cena!

Volvíamos cuatro amigos a Palencia sobre las ocho y media de la tarde. Clásica frase:
- Tomamos algo, ¿no?
Era raro que de cuatro, uno de los estómagos no hablara:

- Yo en nada tendré hambre.

Brainstorming de sugerencias un poco flojillo salvo el de la que pensaba de verdad en la cena:
- ¿Una Mejillonera y unas tostas en Los Candiles?

¡Y el cielo se iluminó aún más! Tanto, que los
demás estómagos se marcaron una ovación.
En todos sitios cuecen habas y en todas partes hay una
mejillonera. Pero la nuestra es auténtica y, como dicen las madres de sus hijos, no lo digo porque sea nuestra.
El local, reformado, sigue conservando sus señas de identidad: paredes decoradas de cáscaras de mejillón, una barra enorme, los carteles descoloridos por el tiempo anunciando las geniales raciones de mejillones, bravas (altísimamente recomendables), calamares, langostinos... Y el mismo grito de guerra: "Escoceeeeesa".
No se descarte que en breve surja un politono.
Pues la escocesa, las bravas y el pan para que no sobre nada de la salsa en la que nadan los mejillones era sólo el aperitivo. Al lado está el restaurante Los Candiles.
Pillamos mesa en terraza. Da gusto. Sale Noelia, la camarera. La preguntamos por las tostas: espárragos trigueros con bacon (y no recuerdo el qué), otra de pulpo, solomillo con roquefort, etc, etc, etc... A cada cual más buena. No apto para indecisos. Además de las raciones, luego tienen las dos clásicas tablillas de carne o pescados: por 9,50 €, baratito. Y en terraza no suben el precio.
Escocesa y bravas más tosta individual y tabla de pescados con un par de cañas... ¿dónde ponen tanto por...¡menos de 10 euros por barba!? ¡En la calle Los Soldados, oiga. Y no cobro la cuña!

Me sorprendo a mí mismo cuando me he dado cuenta de que no he hablado antes de estos dos puntos recomendables del turismo gastronómico-barato palentino.

1 comentarios:

A las 6/7/10 14:09 , Blogger María ha dicho...

Olé, olé y olé. A estas horas y con el hambre que hay, leer tu artículo en definitiva es babear... Pues nada, espero que algún día me hagas de Cicerone por todos estos sitios ricos y ya sabes, a beber leche!

Muchos besos!!

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal