Palencia Entre Líneas

Cuatro apuntes sobre un sentimiento y una forma de vida: la nuestra. Palencia existe, se ve, se toca y se disfruta. Es un modo de vida.

02 septiembre 2010

Marta, las hormigas y las galletas

Marta repitió ayer visita al programa de Pablo Motos "El Hormiguero". Estuvo, la verdad, bien. Ya conocemos cómo es nuestra atleta: simpática, todo sonrisa, quizás sin ser demasiado extrovertida (no sé si alguien superará la visita de Will Smith), y generosa.No sé de dónde pudieron salir las cajas de Gullón que acabaron en manos del público, pero la cuña quedó bien patente. Si es de "motu propio", ¡olé por Marta, promocionando productos de la tierra! Si no, pues cuñita que no sé en Cuatro cómo habrá sentado, o si ya estaba pactada... O vaya usted a saber, pero la frase con que las presentó me sonó a anuncio total: «unas galletas de Palencia, Gullón, que se pueden comer en cualquier momento y yo para recargar pilas, las como». Faltó la frase de cierre: "Gullón, el alimento de los campeones", con permiso del Cola Cao.
Bien es cierto que, como embajadora palentina, en su día fue de las que se sumó al carro de "Fontaneda es de Aguilar". Su título de morada ilustre se lo tiene bien ganado a pulso.
Habló de Londres 2012, compitió contra Pablo a ver quién bailaba más metros el limbo y les puso a las hormigas una medalla de recuerdo.
Marta estuvo guapa, de las veces que más guapa ha aparecido en televisión, aunque el equipo de maquillaje que trabaja con la productora hace maravillas con casi cualquier mujer.
La pusieron el momento de su caída en Pekín, el que nos dolió a todos, como nos explicó luego la psicóloga que estrenaba sección en el programa. Su cara fue un poema, aunque luego, tal como hizo con el periodista de TVE a pie de pista, volvió a reirse de sí misma.
El Hormiguero cumplió y Marta también. Palencia existe, Pablo.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal