Palencia Entre Líneas

Cuatro apuntes sobre un sentimiento y una forma de vida: la nuestra. Palencia existe, se ve, se toca y se disfruta. Es un modo de vida.

03 septiembre 2010

Mercado Medieval

Sentía que no estaba muy desencaminado cuando me refiero a las tapas como lo mejor de los santantolines. Lo he corroborado esta misma mañana en la web de Cope Palencia cuando veía los resultados (provisionales) de la encuesta en la que se preguntaba por lo mejor de las fiestas y con una mayoría aplastante a favor del tapa-caña-tapa-caña.
No es para menos.
Al margen de conciertos, que sólo nos parecen buenos si los que vienen son de nuestro gusto; toros, que dicen que han estado bastante bien; espectáculos de calle, en su línea; ferias, con relativas escasas novedades con respecto al año anterior; y demás, me sorprende que no pueda votarse por una de las inciativas que goza de más éxito y visitas: la del Mercado Medieval.Tres días a orillas del río en los que parece que nos traslademos al ambiente festivo de hace cientos de años. Animales, bufones, mercaderes, tabernas, puestos y un intenso olor a cuero, queso y cecina. Es todo un placer para los sentidos. Tal vez se eche de menos algún puesto más de artesanía, juguetes y decoración. Lo que triunfa de verdad es la otra artesanía: la que alimenta el estómago y embrutece la pituitaria. Podemos dedicarnos a catar (perfecto para gorrones y gourmets que lo prueban todo) y luego elegir si compramos o no. Será por oferta: generosos embutidos, nobles quesos castellanos y dulces de todo tipo, sabor y textura: desde rosquillas fritas al momento hasta los regalices de palo de toda la vida.
Pese a todo, y mira que ver está bonito, pero lo que diferencia nuestras fiestas de otras mucho más austeras en presupuesto, como las de los pueblos, es que son relativamente poco participativas. El balance de los últimos años siempre es el mismo: bien, bueno, vale, pero mejorable en todo caso. Queda claro que se nos conquista por el estómago y es que la comida y la bebida siguen siendo fundamentales en toda celebración.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal