Palencia Entre Líneas

Cuatro apuntes sobre un sentimiento y una forma de vida: la nuestra. Palencia existe, se ve, se toca y se disfruta. Es un modo de vida.

19 enero 2011

Carlos Alfonso Polanco Rebolleda

IMAGEN: Diario Palentino
Ahora ya, si hemos leído un poco la prensa, nos puede sonar de algo, pero hasta entonces me parece que era, para la gran parte de los palentinos, un nombre con dos apellidos, sin más.
Es el golpe de efecto del Partido Popular palentino para intentar derrocar a Heliodoro Gallego. De él sabemos poco... demasiado poco. Es joven, con una trayectoria política relativamente corta, y es un hombre, por lo tanto, al que no se le puede achacar que haya hecho nada malo. Es ésa, precisamente, su virtud. Y es que, desde que se instaló la democracia en España, hay políticos a los que el pueblo se los quita de en medio en las elecciones porque ha hecho cosas malas (o muy malas), y no porque, lo que esté por venir, sea bueno.
El caso es que muchos de los que mandan (o lo han hecho ya y vienen con cierto currículum en la mano), con sus fallos y/o sus amistades peligrosas acaban haciendo bueno al menos malo. En las elecciones de 2007 ya se hablaba del desgaste de Gallego y, sin embargo, ganó. Su popularidad entre los palentinos, su campechanía y, sobre todo, que Celinda Sánchez iba como cabecilla del principal partido opositor, le hizo proclamarse, de nuevo, vencedor, más allá de las cosas buenas o malas que dejara de hacer en su mandato. No hay que ser un experto para notar que Celinda, que ya venía de atrás, tampoco ha terminado de cuajar entre la gente. En el PP sí, pero en el pueblo que vota se ve que no.
De aquí al 22 de mayo, Carlos Alfonso Polanco Rebolleda (Alfonso Polanco, en definitiva) tiene tiempo de sobra para cuajarse una imagen: la que él quiera, la que le parezca mejor para ganar porque, insisto, la gente no le conoce, no le puede achacar tal chanchullo o cual favoritismo, y eso juega a su favor. Puede aparecer de la nada y transformarse en lo que le dé la gana. Que Carriedo era una apuesta segura (o casi), parecía cierto. Pero ésta no la veo descabellada y me parece, a priori, un rival complicado para Heliodoro. Los cuatro meses que tenemos por delante, prometen. A ver con qué se queda el pueblo de Alfonso.

4 comentarios:

A las 20/1/11 14:51 , Anonymous Anónimo ha dicho...

Yo, por primera vez, cambiaré mi voto, principalmente por dos cosas, por una parte la pésima gestión realizada por Heliodoro en los últimos años, los delitos de prevaricación cometidos en el Sector 8 por Heliodoro, las pocas iniciativas realizadas, y las que han hecho, mal hechas, sin hacer caso a especialistas en el tema, como la mala planificación en la construcción del carril-bici, especialmente el del Vial (cuando fácilmente se podía haber hecho por un lateral y haber arreglado las aceras), la expropiación de terrenos para el nuevo Hospital, que aún no ha entregado a la Junta (así algún día tendremos Nuevo Hospital), o el tema del soterramiento, utilizado únicamente para ganar votos, cuando lo lógico, más barato, inmediato y acorde a la situación económica actual ( lo pide también la Cámara de Comercio) sería el desvio, sino corremos el riesgo de que las obras provisionales se conviertan en definitivas y porque aunque parece una persona cercana y que hace caso, me he dado cuenta de que es todo lo contrario, el Servicio de Atención al ciudadano está de adorno, y si no te invito a utilizarlo, y observar los resultados, en mi opinión Heliodoro nos ha engañado. Por otra parte considero a Polanco una persona más joven y posiblemente con nuevas ideas, suficientemente preparado, y según dicen buena persona, aunque lo que me importa es que fuera un buen gestor, sino solo hay que mirar el ejemplo de la buena y “cercana” persona de Heliodoro

 
A las 26/1/11 10:22 , Blogger Enrique de Soto ha dicho...

Yo quisiera saber ¿Qué estudios tiene? ¿Cuál es su curriculum? ¿A qué se ha dedicado hasta ahora? ¿Qué sabe de cuetiones municipales? ¿Ha estado alguna vez haciendo trabajos de alcaldía? Mientras no me demuestre que puede ser un buen alcalde con unos papeles firmados y con unos logros anteriores en materia económica, municipal, política y humana, para mí no representa nada. Los tontos útiles que votan por unas palabras, por unas promesas o por una imagen, que hagan lo que quieran. Pero mientras no se decidan a presentar 'papeles' antes de las elecciones, nada de nada... Un abrazo. Enrique de Soto.

 
A las 27/1/11 14:35 , Anonymous Anónimo ha dicho...

Enrique, aqui puedes ver su curriculo (http://alfonsopolanco.blogspot.com/).

 
A las 28/1/11 14:27 , Anonymous Anónimo ha dicho...

¡Hombre, Don Enrique Soto!, hace mucho que no me paso por tu consulta. De casualidad, he descubierto tu blog a través de este, veo que vales para todo, de médico, de cocinero, de escritor, de fotógrafo... anonadado me quedo. Bueno, haber cuando me pillo un catarro y paso por tu consulta. Un Saludo

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal