Palencia Entre Líneas

Cuatro apuntes sobre un sentimiento y una forma de vida: la nuestra. Palencia existe, se ve, se toca y se disfruta. Es un modo de vida.

28 julio 2013

Las cosas que me deja julio

El mes de julio no ha podido ser más intenso. Ha sido el mes de redescubrir hasta dónde llego con la radio a cuestas, en el estudio P de la Cadena Cope. Es el mes de verme reflejado en chavales que vienen a la redacción con la misma expectación con la que entré yo hace ya nueve años. Y el de acordarme de mis primeros pasos de la mano de Nacho, Raúl y Alberto en los estudios de la avenida Modesto Lafuente. Es el mes en el que cada fin de semana se convierte en unas minivacaciones que piden que lleguen ya "las de verdad".
Ha sido el mes en el que he descubierto rincones de Castilla y León que jamás pensé que estaban ahí. Benditas pozas de Gredos, entre tanto enclave natural y carreteras de mil demonios que acaban o en un pantano ante el que soltar cuatro voces o en cualquier chiringuito de piscina natural en torno al que labrar conversaciones inéditas con la gente de siempre.
Ha sido el mes de los reencuentros en nuestra Palencia querida, de la comida de casa, de la sandía de la frutería del barrio, de los planes baratos, y de la paz que sólo nosotros apreciamos cuando la encontramos en nuestra ciudad.
También ha sido el julio de preguntarse por qué las tragedias toman tanto cuerpo en verano. Si antes de ayer fue un tren por Galicia, hace unos años era otro en Villada. Y ni qué decir de esa conocida que ha volado a Tenerife sin que la mente quiera acordarse del avión que se quedó en Barajas con tantos caminos por hacer.
Es el mes del calor, el mes del buen tiempo y las buenas caras. El mes de los planes, el mes de las rebajas. Es el mes de la cerveza muy fría y del ventilador en casa. El de las tormentas de verano, el del olor poderoso a humedad cuando llueve. El de las camisetas de tirantes, el de descubrir por la Calle Mayor que cualquier mujer es más atractiva que muchas Miss-Palencias importadas de otras tierras lejanas. Es el mes previo a otro similar. O mejor.
Vuelve a ser el mes en el que me propongo volver a escribir más a menudo en esta bitácora palentina.

3 comentarios:

A las 29/7/13 09:30 , Anonymous Anónimo ha dicho...

Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

 
A las 29/7/13 09:31 , Anonymous Anónimo ha dicho...

¡Preciosa descripción! ¡Enhorabuena por el blog!

 
A las 30/7/13 14:13 , Anonymous Anónimo ha dicho...

muy bueno, si señor!!!

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal