Palencia Entre Líneas

Cuatro apuntes sobre un sentimiento y una forma de vida: la nuestra. Palencia existe, se ve, se toca y se disfruta. Es un modo de vida.

27 febrero 2013

Un 'chut' de élite deportiva

Aunque me sigo ausentando de este blog con más frecuencia de la habitual, la verdad es que pocas cosas han cambiado. El frío se cuela en nuestro día a día, como en los buenos inviernos, para que sepamos agradecer con mejor predisposición, cuando llegue, el calor del verano.
Entre tanto, y hay que ver el cariño que le estoy cogiendo, de entre las cosas que me han emocionado más en estos días ha sido otra Copa de España de fútbol sala. Me recorrió el cuerpo, de nuevo, la sensación y las ganas de soñar que, cuando tenga dinero y tiempo suficiente (de momento, parece que nunca), me montaría un equipo en condiciones para Palencia. Así, en plan 'García'.
Me ilusionó enormemente la visita de la selección española a nuestro pabellón, y las imágenes que se fueron colgando en Twitter de ese España-Noruega. Aunque fuera en un amistoso, ha sido la oportunidad de ver en acción a una parte representativa de los mejores del mundo en ese deporte que, cuanto más se ve, más se ama aunque, como en mi caso, nunca se haya practicado.

Se trata de un chute de deporte de élite necesario ya no sólo para Palencia. Como se decía en un perfecto análisis en 'El Norte de Castilla', el deporte castellano-leonés agoniza. En nuestro fútbol, el Cristo lucha por sobrevivir a costa de entregar su alma al señor de los carbones. ¿Quién dijo que la Tercera era fácil?
Pero si hay que hacer un lazo entre Palencia y élite deportiva, quizás Marta Domínguez tuviera el nudo más fuerte. Sin embargo, el mito se sigue desmontando con iniciales sospechosas, Urko, Eufemiano, informaciones aparentemente bien documentadas... y su silencio. El silencio que a Marta la hizo esclava de las sospechas desde el minuto uno.
Mientras tanto, me dispongo a volver en breve a chupar el frío de esas calles, a disfrutar de las grandísimas buenas noticias que vienen de la gente que más quiero y a 'ronronear', como dice el gran Pepe Domingo, con la mejor compañía. La felicidad, al fin de cuentas, se mide por esos pequeños momentos.

1 comentarios:

A las 28/2/13 17:19 , Anonymous Anónimo ha dicho...

Como que nunca as practicado el futbito y tus pachangas en la ensenada,jeje

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal