Palencia Entre Líneas

Cuatro apuntes sobre un sentimiento y una forma de vida: la nuestra. Palencia existe, se ve, se toca y se disfruta. Es un modo de vida.

22 agosto 2006

Lo mejor de Villada


Ayer quedó demostrado que lo mejor de Villada es quien vive en ella. Ayer el pueblo entero se volcó de lleno con las víctimas del accidente que sufrió el maldito tren Intercity con destino Bilbao y que nunca llegó donde pretendía.
Dio la casualidad que el accidente se produjo en una tierra donde vive gente (ha quedado demostrado) buena. Hoy todos los medios de comunicación destacan la labor de sus habitantes. Algo que no tiene palabras. En parte me recuerda a la tragedia del 11-M, donde a la gente le daba igual si tenía que ir o venir. Se encontraron con la masacre y se entregaron en cuerpo y alma y punto, sin más.
Lo de Facundo es digno de destacar: llegar a detener la producción para hacer, por unas horas, de centro de atención primaria, en lo que llegaron las ambulancias. Eso, y los cinco minutos de silencio de sus trabajadores a las dos del mediodía.
Un día que, por desgracia, pasará a la historia de Palencia. Pero quedará el valor de esos héroes anónimos que hoy se ven y se reconocen en los diarios y que, emocionados, han recordado ante las cámaras de televisión que hicieron todo cuanto buenamente pudieron. Lo malo, que aquí se quedaron seis que no arrivaron nunca a su destino.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal