Palencia Entre Líneas

Cuatro apuntes sobre un sentimiento y una forma de vida: la nuestra. Palencia existe, se ve, se toca y se disfruta. Es un modo de vida.

20 junio 2007

Palentino, borracho y fino

Alivia en cierto modo saber que Palencia es la segunda provincia de la región que menos positivos registra por alcoholemia. Eso no quita para que haya cuatro taraos a los que no se les practica jamás dicha prueba un sábado por la noche cuando rebufan con sus coches más o menos tuneados por las calles de la zona (y las que no lo son) y/o con la música a toda pastilla, y que no hay más que verles para saber que, de ponerles el soplete, dan positivísimo.
Y es que, curiosamente, Palencia es una tierra de bebedores. Sólo en Palencia podría crearse una canción tan popular como la de "Por el Río Carrión pasaba un submarino, rumba la rumba la rum. [...] Cargado de borrachos y todos palentiiiiinos...". Y sólo en la grada de La Balastera podría generarse una canción con la música del tema "Para no verte más", pero con otra letra: "Yo soy un palentino, me gusta mucho el vino, y siempre voy moraoooo". Relacionando las dos noticias parece cumplirse eso de que en Palencia, al menos, se cumple bastante bien eso de "Si bebes no conduzcas". Aunque haya esas excepciones comentadas al principio.
Palencia es a las grandes capitales lo que España es a otros países europeos. En Palencia sale barato beber. No hay una sola discoteca en la que la "entrada+consumición" supere los 8, 12 o más euros que se piden en muchos lugares de ocio de Madrid, Barcelona, etc. En Palencia una copa te puede valer, como mucho, los cinco aurelios que están pidiendo en el Buda, en nuevo bar de moda del, digamos, poderío económico palentino. Y es que cinco euros, en una capital grande, se puede decir que es incluso asequible para una consumición no exenta por ello de garrafón. La ruta de los vinos es única. A vinos, por cuatro duros, a cuatro patas. Y a vivir que son dos días. Eso sí, llega el verano y en la capital no se ve ni al tato. Se van todos a los pueblos donde la bebida suele ser más barata. Pero no es la bebida el motivo de tanta emigración veraniega, como es evidente, aunque se suele beber.
No es, por lo tanto, una exageración decir que en Palencia se bebe mucho. El 21 de mayo de 2007 en el diario El País aparecía un mapa de España titulado "Alcohol" que indicaba la población con riesgo para su salud por el alcohol, en % del total. Los que más: Ourense (19.9 %), Lugo (18.8 %) y después, empatados Pontevedra y otra con P: Palencia
(17.6 %). Luego en Palencia se bebe. Y se bebe, en algunos casos, hasta enfermar, como se ve. Aunque mejor sería si no se llegara a tanto.
Sitios como los chupitos del México, el "after" llamado Josele, los míticos cachis baratos no, baratísimos de
La Vieja, los porrones del Martirio y los típicos cientos bares de barrio "de pa ver el fútbol" hacen de Palencia una ciudad digna de ser paradigma de las fiestas que congregan chuzos por doquier. En fin, a beber el que quiera pero con responsabilidad. Eso siempre, pero si es barato, mejor.

NOTA: La imagen ha sido obtenida a través de fotogramas extraidos de youtube.com. Sus figurantes no están bebiendo en ese justo momento, pero los vídeos se asocian a juergas, fiestas y similares. Si alguien se siente ofendido, que deje constancia de ello. Gracias.

1 comentarios:

A las 24/6/07 13:27 , Blogger Víctor Calzada ha dicho...

Jajaja qué grande!!

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal