Palencia Entre Líneas

Cuatro apuntes sobre un sentimiento y una forma de vida: la nuestra. Palencia existe, se ve, se toca y se disfruta. Es un modo de vida.

31 diciembre 2008

Balance y deseo

El año acaba extraño para Palencia. Tal vez un poco como acaban nuestras vidas. Sumidos en un contexto de crisis, con gente que sigue haciendo vida porque de verdad no le han pillado las vacas flacas y gente que, con familia y niños a su cargo, están haciendo cola en una oficina de empleo. Y un poco sin saber muy bien a corto plazo si vamos a seguir en ese bando o nos toca cumplir otra misión en La Tierra.
En lo político, se ha producido el momento de transición en el PSOE y otro más en el PP. Heliodoro se va y no por la puerta principal y Carriedo llega al PP. ¿Será el momento del cambio de tornas? Ahí lo dejamos, con la transición sin apenas haber comenzado.
En lo económico, sobreviviendo: no quitamos ojo a la FASA, que ha visto cómo se le ha tenido que aplicar algún ERE que no ha afectado gravemente a la marcha de la empresa en el caso concreto de Palencia, pero por todos es sabido que la industria automovilística en España sigue de capa caída, a la par que los bolsillos de los consumidores respiran un poquito porque las hipotecas bajan y los precios también.
En lo deportivo, nuestro equipo de baloncesto está que se sale. El de fútbol no va nada mal, pero no hay que olvidar que este año fue el del descenso más dramático vivido en Palencia en mucho tiempo: Palencia y Burgos de la mano a Tercera. Fue el año en el que vimos a nuestra Marta meterse el trompazo de su vida, aunque su imperecedera sonrisa maquilló el mal trago con el que todos sufrimos.
En lo urbanístico, como siempre: Palencia crece, pero muy poco. Se siguen construyendo bloques, pero para aquellos jóvenes que siguen viendo su futuro en nuestra tierra y que quizás empezaran a comprar el piso hace algún que otro año, antes del boom. Además, "¿Qué hacer con las vias?" ha pasado a ser "¿Qué hacer con las vías, con el AVE, con el PGOU... con políticos y perros de hortelanos que nunca están conformes? Es el año en el que se ha dado luz verde a un proyecto comercial interesante: el Centro Comercial Arambol... ¿habrá para entonces dinero para gastar en él? ¿Seguiremos tirando de Corte Inglés en la ciudad vecina?
En lo social, seguimos siendo una ciudad que, muy poco a poco, sigue abriéndose a inmigrantes, como en todas partes, y que sigue viendo cómo los estudiantes tienen que buscar otras alternativas donde desarrollarse y cómo los empresarios no terminan de asentar sus cimientos.
Lo demás, sigue inalterable: tranquilidad, cercanía, calidad de vida, campechanía... palentinismo en estado puro.
Palentinos, palentinas: ¡¡¡ MUY FELIZ 2009 PARA TODOS !!!

1 comentarios:

A las 2/1/09 17:57 , Blogger María ha dicho...

Feliz 2009!!! para todos,que la crisis no nos afecte más de la cuenta y que todos los problemas del mundo se arreglen. La verdad que siempre los hay q están peor que nosotros.

Un beso amigo!

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal