Palencia Entre Líneas

Cuatro apuntes sobre un sentimiento y una forma de vida: la nuestra. Palencia existe, se ve, se toca y se disfruta. Es un modo de vida.

29 enero 2009

Las contradicciones de nuestro Palencia

IMAGEN: DIARIO PALENTINO / ÓSCAR NAVARRO
Una vez acabado el partido en La Balastera, es cuando los amigos y socios se van conectando al Messenger y el mensaje de todos viene a ser el mismo: ¡qué aburrimiento! Lluvia, poca o ninguna diversión, poca gente (los de siempre en Tercera) y momentos de cierto cabreo: “¿Frío? Viendo a estos te calientas enseguida”, me decía uno de ellos.
Me comentaba otro antes del partido frente al Ávila: “Pelayo, el mejor de la categoría en su puesto”. Eso, además de los halagos hacia los tipo Agostinho, Canario, Paulino… ¡Ah, Paulino! Debilidad de uno de sus ex entrenadores, que siempre me habla maravillas de él: “Paulino, menudo tío, es un grande”.
Y luego nos encontramos con un Palencia que siembra dudas en cada último cuarto de hora final, que no acaba de matar los partidos, que no golea en casa y que sigue mirando de reojo no sólo al Mirandés, sino ya es el Burgos y es también el Ávila. Dudas que siguen ahí, y que no hay visos de desaparecer.
Alguien necesita carburante extra, o una dosis de espabilina… Que estamos en febrero y en menos de lo que canta un gallo se nos planta el Real Oviedo, el Compostela, el Amurrio, el Badajoz, el Motril… y que, con todos los respetos, no son el Huracán Z o el Almazán. El estudiante que quiere ser el primero de su lista para una Oposición no puede llegar al test con dudas. Igual aprueba, porque se ha preparado y los demás fallan más que tú, pero el que no tiene dudas es el que arrasa. El Palencia tiene tiempo, pero éste no debería convertirse en su enemigo, más cuando cada vez queda menos para el momento final.
Puedes leer aquí el artículo en la web www.cfpalenciaco.com

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal