Palencia Entre Líneas

Cuatro apuntes sobre un sentimiento y una forma de vida: la nuestra. Palencia existe, se ve, se toca y se disfruta. Es un modo de vida.

08 junio 2009

Ya quisiera España... y Europa

Ojalá España pudiera presentar los números de participación que ha registrado Palencia en las Elecciones al Parlamento Europeo 2009. Un 55,46 % de los palentinos hemos votado. Es justo un 1 % exacto menos que hace cinco años, pero lo dicho: mientras Pepés y Pesoes siguen hablando de "sus" cifras, lo que a Europa le asusta de verdad es que, en el cómputo general del continente, las Elecciones, al ciudadano de a pié, se me perdone la expresión, "se la trae floja". Por lo menos, a nosotros, los palentinos, no nos van a poder echar en cara nada porque han votado más de la mitad, y tal como está el patio, hasta diríamos que está muy bien, "oyes".
Los resultados, nada del otro mundo: los pueblos siguen votando "a saco" a su PP, aunque la capital ha registrado también una ligera ventaja de los azules con respecto a los socialistas. UPyD se consolida como la alternativa al bipartidismo y le toca repartirse el postre con IU. Lo previsto, y lo de siempre.

Dicen por ahí que en España preocupan los votos en blanco (que, por otra parte, en Palencia, también han sido más). Sí, pero no es para tanto. Preocupa mucho más la cantidad de gente que se ha quedado en casa, desde luego.
Aunque si el motivo de quedarse en casa es la repulsa que provocan los políticos, (PP-PSOE) había alternativas de todos los tipos. Las minorías han ganado votos, pero no los suficientes. Los que se quejan por las corridas de toros, tenían su partido y la excusa para votar (PACMA); los preocupados por el Medio Ambiente, tenían dos papeletas a falta de una (Verdes y Grupo Verde); los preocupados por la pobreza del mundo, tenían a PUM+J... Lo mismo que en las anteriores hubo un partido que buscaba legalizar el Cannabis y, en Palencia, fue la 5ª fuerza más votada de las 31 que se presentaban. Es preferible dar el voto a esos partidos pequeños si lo que queremos es demostrar que estamos hartos de la ineficacia del Bipartido. El grito en el cielo sobre la abstención se pone ahora, en estos días. Luego, cuando cada eurodiputado tenga su asiento en el Parlmento y se lleve en crudo sus tantos mil euros de salario, las penas ya serán menos.
Además, tanto lío para que luego, al final, pase lo de siempre: todos ganan, aunque pierdan votos. Y los que ganan votos, que son los pequeños, sigan perdiendo.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal