Palencia Entre Líneas

Cuatro apuntes sobre un sentimiento y una forma de vida: la nuestra. Palencia existe, se ve, se toca y se disfruta. Es un modo de vida.

14 mayo 2009

¿Racismo o no racismo?

IMAGEN: Norte de Castilla / J. Ruiz
Según avanza este jueves, cada vez son más y más los comentarios que aglutina tanto la edición digital de Diario Palentino como la del Norte de Castilla (casi un centenar entre ambos periódicos) con respecto a la agresión sufrida por una mujer colombiana a manos de un joven de 25 años, a las 6 de la mañana en la madrugada del sábado al domingo, y que ha denunciado ante la Comisaría de Palencia.
¿Racismo o no racismo? He ahí la cuestión. Mientras haya discriminación por motivos de raza, sí. ¿Se entiende como discriminación racista que el agresor utilizara la expresión "extranjeros de mierda"? Partiendo de esa base, sí. Hay un pero. Supongamos que en vez de esa familia, hay un grupo de tunos, por ejemplo, que le recriminan el exceso de velocidad al agresor. El joven, igualemente ofendido, se baja y entre puño y puño les llama "tunos de mierda". ¿Es racista, entonces, aunque el móvil de la agresión sea el mismo? En este caso no tiene por qué, pero es algo no nunca sabremos, salvo que el personaje en cuestión reincida.
Por lo tanto, el problema no está en si lo que hace un joven, basado o no en racismo, se puede extrapolar a un sentimiento generalizado, o si es un caso concreto dentro de un ambiente enrarecido por una situación nueva en nuestra sociedad: el aumento de inmigrantes. El problema, muchas veces, está en la relación errónea de un hecho aislado con el de un problema, sin preguntarnos si realmente existe esa relación "racista". Y, por desgracia, cada vez se hacen más ese tipo de relaciones, vengan o no al caso.
Basta una agresión como la del sábado en la Calle Rizarzuela para que la gente recuerde, en esos espacios para la opinión, que también se producen agresiones racistas del extranjero contra el español; que también hay extranjeros racistas porque nosotros les calificamos como tales, argumentando que no se integran y que, a menudo, forman guetos; que los primeros racistas somos los españoles por tenerles siempre en desconsideración y por atribuírles un patrón de comportamiento y de conducta inadecuada por ser de tal o cual nacionalidad, etc, etc, y un largo etcétera de opiniones mejor o peor fundamentadas. Y lo que es más significante: ese tipo de noticias son las que, no sólo en el caso de nuestros periódicos locales, suman un mayor número de comentarios y reacciones por parte de los lectores. Y lo que es más grave aún: algunos ciudadanos parecen no ver con malos ojos una agresión de este tipo. La violencia jamás es justificable en ningún modo.
¿De quién es la culpa? Cada cual puede opinar lo que su conciencia le dicte: no hay una sola causa, ni un solo agente. Lo que es claro es que existen síntomas de que algo no va bien dentro de esta "nueva sociedad" y que tampoco sabemos cuál es el remedio a los males ya producidos o que estén por llegar.

3 comentarios:

A las 15/5/09 20:00 , Blogger María ha dicho...

Cada vez hay más racismo en nuestra sociedad. La crisis no solo de la economía sino de la sociedad embrutecida que no lee un periódico o simplemente ve un teledario. Una sociedad que no se da cuenta de que mucha de esa gente a la que insulta o en su peor caso agrede ha tenido que dejar atrás su tierra, su gente, su familia (en muchos casos hijos) y que no es fácil adaptarse. Mucha gente que muere al cruzar el Estrecho y otra tanta que es deportada sin una oportunidad. El racismo es la gran lacra de la sociedad actual.
Un beso amigo!!

 
A las 16/5/09 10:55 , Anonymous Anónimo ha dicho...

Muchos de esos que vienen demuestran que no saben comportarse. A que si tú vas a un grupo nuevo no tratas de imponer tus reglas? Tu razón humana te hace ver que para sobrevivir tienes que adaptarte a tu entorno, no puedes adaptar tu entorno a ti mismo, estos son igual pero al revés, vienen a España y les importa muchas veces poco lo que se haga aquí, y luego encima si las cosas no se hacen como quieren protestan. Mis abuelos emigraron a Alemania donde no debían decir ni mú y además ya iban con contrato desde España, y ni rechistar, sino agradecidos por poder trabajar.

 
A las 16/5/09 21:41 , Anonymous Anónimo ha dicho...

Se supone que hay que ser tolerantes con ellos ¿no?

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal