Palencia Entre Líneas

Cuatro apuntes sobre un sentimiento y una forma de vida: la nuestra. Palencia existe, se ve, se toca y se disfruta. Es un modo de vida.

23 abril 2009

¡Menudo Plan!

Que ya se nos hubiera avisado de que Palencia estaría en obras durante un año no justifica el desorden en el que se ha envuelto a la ciudad. Resulta lamentable que para tener que ir desde Allende el Río hasta el Vial haya que hacer eses de punta a punta de la ciudad... y tener la suerte de que en el Vial la obra no entorpezca mucho la circulación. Y nada de coger el autobús: con la cantidad de reformas que ha habido que hacer en las líneas para no llevarse una zanja de por medio, según por qué tramos ni merece la pena.
El Vial, Cardenal Cisneros, San Marcos, Menéndez Pelayo, etc. ¡Y próximamente San Lázaro! A levantar el cruce para hacer... ¿el qué? ¡Correcto, otra glorieta! No hacía falta ser muy listo para adivinarlo. Hasta un palentino tonto lo habría averiguado.
¿Y qué hay sobre ese carril bici que, según dicen, va a ir por toda la mediana del Vial, sorteando rotondas (¿rotondas? ¡qué raro!), rotondas y más rotondas? Por mucho que se garantice la seguridad, a la velocidad a la que van los coches, el hecho de tener que parar cuando el semáforo se ponga en rojo y pasen... ¿qué bicis? ¿Pasará alguna? Tal vez en verano... Me da la sensación de que aquello va a ser bastante caótico.
Pues lo dicho: obras, taladradoras, cortes, vallas, ruido y lo que quiera añadirse. Todo para cumplir con el Plan E (o Plan ZP), lo que viene a ser algo así como querer curar un cáncer con una aspirina, que igual te hace algo, como igual no. Pues, paisanos, esto no ha hecho más que empezar. Menudo Plan tenemos por delante.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal