Palencia Entre Líneas

Cuatro apuntes sobre un sentimiento y una forma de vida: la nuestra. Palencia existe, se ve, se toca y se disfruta. Es un modo de vida.

11 septiembre 2009

El pan y circo del Obispo de Palencia

IMAGEN: Blog de Cope.es
Ya conocemos a la Iglesia Católica, tremendamente crítica y sensible con las cuestiones sexuales que atañen a la sociedad española... e internacional en este caso. Cada vez le toca a uno predicar con el látigo de guerra, y en esta ocasión quien predica es José Ignacio Munilla, Obispo de la Diócesis de Palencia, duramente crítico (y por eso lo recogen hoy muchos medios) con nuestra forma de divertirnos durante las fiestas, que compara con el "pan y circo" de los romanos. Según nuestro Obispo, en nuestra sociedad prima la diversión basada en el sexo, en el alcohol y en las drogas, mientras que se nos escapan cuáles son los verdaderos debates de nuestra sociedad.
Y pone un ejemplo, que no es el más adecuado, y es donde reside el gran error: la Guía de Educación Sexual que ha elaborado la UNESCO con el asesoramiento de otros entes como la OMS o UNICEF. Munilla, en realidad, no dice nada que no hayan dicho ya otras asociaciones católicas, como Hazte Oir además de otros escritos del mísmo índole en los que, sacando las cosas de contexto, se dice que a los niños se les fomenta la masturbación desde los 5 años, se les encamina para ser adolescentes pro-abortistas, o se les induce a la homosexualidad. Craso error.
El informe, que se conocerá al completo a finales de este próximo mes de octubre, ofrece información y una serie de pautas de educación sexual. Indicar que un niño de 5 años está en condiciones de conocer lo que es la masturbación no es inducirle a que lo haga, entre otras cosas, porque por todos sabemos que hasta que no empiece a desarrollarse, probablemente no lo hará. Que un niño sepa que hay madres que abortan y que los homosexuales también existen no es pecado. Hay mujeres que abortan y son excelentes personas, tal vez non gratas en la Iglesia, pero no creo que las importe en los tiempos que corren. Informar no es inducir.
Quizás, en este caso, a Monseñor Munilla se le olvida que este informe está dedicado a toda la población Mundial, incluída África, donde aún muere gente por contagios de SIDA, y donde también se habla de una práctica del sexo segura y responsable.
Y es que, guste o no a la Iglesia, los niños no vienen de París ni los trae la cigüeña. Vienen después de consumarse un acto sexual. Y como somos hombres, no animales, nos diferenciamos en que podemos medir y controlar ese impulso, lo mismo que no meamos en cualquier árbol que se nos antoja, ni comemos lo que queremos y cuando queremos. No es tanto la información como la educación. Y ésta última pasa por las directrices de unos buenos padres.
Es erróneo, por lo tanto, sacar de contexto una guía elaborada por algunos de los organismos internacionales más importantes (algo sabrán de esto) cuya función es la de orientar e informar.
Dicen del siglo XXI que es la etapa de la libertad de información. Nuestra verdadera libertad está en poder elegir, y nuestra fortuna la de tener toneladas de información de todos los colores y puntos de vista. De nuestra inteligencia depende que no nos hagan opinar lo que quieren que opinemos.

1 comentarios:

A las 11/9/09 21:08 , Blogger María ha dicho...

Muy fuerte. Aún nos quieren educar un poco más, como si no tuvieron bastante con nuestros abuelos y padres. Las fiestas son para disfrutarlas, una copita no hace daño a nadie y el sexo pertenece la libertad personal de cada uno no sé. Estas personas q no saben lo q es amar a alguien mortal no deberían opinar,porque de lo que no se sabe, mejor no hablar.
Respeto los ideales de cada uno porque para eso existe la libertad de culto y conciencia pero que no se inmiscuyan en la libertad personal de los ciudadanos.
Besos!

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal