Palencia Entre Líneas

Cuatro apuntes sobre un sentimiento y una forma de vida: la nuestra. Palencia existe, se ve, se toca y se disfruta. Es un modo de vida.

03 septiembre 2009

Sanantolines de dulce resaca

IMÁGEN: Gente Digital
Al final, las fiestas van a quedar con mejor recuerdo de lo previsto. El tiempo, fundamental, ha acompañado. Pero los ánimos también. Y las ganas de salir y divertise no han fallado.
Los toros han ido mejor de lo esperado, con Puertas Grandes para aburrir. Las tapas, según locales, han estado a la altura... salvo en el precio, abusivo, como vamos consintiendo los palentinos en los últimos años. No sólo los palentinos, sino la gente de fuera pone cara de circunstancia cuando se les comenta que el precio de "tapa más bebida" es de 2,50 €, que si es en el caso de la Mussaka (con carne de
kebab) del Rincón de Istambul, o en el caso del Obama del Serafín, queda más que justificado; pero que decepciona en el caso de, por ejemplo, El Chaval de Lorenzo, con mucho montadito con salsa de plátano, pero acaba por ser lo que viene a conocerse como "atraco sin pistola". Así no se hace negocio.
La participación y la implicación vuelve a ser estupenda: cada vez son más los grupos de amigos que se animan a salir con sus camisetas personalizadas, como si de pequeñas peñas se trataran.
En el tema de los conciertos, vuelve a demostrarse que el público palentino se vuelca con el rock y los viejos clásicos: Miguel Ríos congregó a miles de personas, sin contar con los entornos, donde otros tantos jóvenes disfrutaban de un buen calimocho al aire libre sobre el césped de las Huertas del Obispo. Con Barricada, la crítica no puede ser mejor. Recordemos los directos de Mago de Oz o de Mojinos Escocíos, con unos llenos de escándalo. Ni comparación con los conciertos de pago, Amaya Montero, incluída. Sí, la ex de La Oreja, alias la borde que se niega a atender a la prensa local y tampoco acaba de desmentir sus simpatías con respecto a ciertos grupos vascos, el rumor que la persigue de por vida, pero del que nunca ha aclarado nada. Cada uno hace amigos como puede, en fin. Lejos queda la cara de asco que poníamos cuando nos decían que venía Jarabe de Palo, Pitingo y alguno más.



Se ha echado de menos un partidito del Palencia, de ésos que entre peñas del club y peñas de la ciudad, se consigue un ambiente muy alegre. De la bajada a la cripta, la fe y la tradición siguen infalibles. Del mensaje de fiestas de SS.MM. Heliodoro Gallego por televisión, sin más, me recordaba un poco al vídeo rapidillo de Mercedes de Cospedal tras "el mosqueo". Del tintolín... menudo invento. Servidor no se ha atrevido a catarlo. Quienes sí lo han hecho, dicen que no pasa de ser una "especie de sangría aguada". Esperaremos a una definición más precisa del Vocabulario Palentino, si es que don Roberto Gordaliza se ha atrevido a probarla y, después, a admitirla. No es precisamente por el tintolín por lo que nos hemos quedado con una dulce resaca de estos sanantolines que hoy acaban.

1 comentarios:

A las 4/9/09 10:28 , Blogger María ha dicho...

Veo que al fin y al cabo lo has pasado bien y eso es lo que importa... pues nada tendrás que esperar a las del año que viene para mejorarlas.
Un beso!!

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal