Palencia Entre Líneas

Cuatro apuntes sobre un sentimiento y una forma de vida: la nuestra. Palencia existe, se ve, se toca y se disfruta. Es un modo de vida.

10 febrero 2011

Otra ley de prohibir

IMAGEN: 20minutos.es
Siento cierta frustración por que la Ley Sinde salga adelante. Al PSOE, al final, le pasará factura tanta prohibición en el día a día de la gente: que prohiba fumar, que prohiba que en el Senado todo el mundo hable castellano, que prohiba que el pueblo llano cobre las ayudas que necesita... La última, que prohiba las descargas, perdón, el acceso a la cultura a través de internet. ¡Cuánto daño hace la SGAE, incapaz de renovarse, da la pataleta con el apoyo del PSOE, del PP y de CiU! Y con prohibir, me refiero al significado que acoge la RAE: "vetar o impedir." CiU ayudó al veto de los toros en Cataluña... Todo se limita a prohibir. Si eso sirviera para tener una sociedad mejor... ¿Somos mejores, acaso? Algunos jóvenes ya buscan poner la bandera de Alemania en sus maletas mientras pueden leer en los diarios titulares más o menos oportunistas que destacan que hay menos paro en España entre la población inmigrante que entre la nacional.
Hay unas elecciones locales de por medio, y esperemos que no se vean perjudicadas en cuanto a participación, porque el alcalde de nuestra Velilla o nuestro Congosto de Valdavia, por ejemplo, como podrían ser otros dos, no tiene la culpa del paro o de que los bancos de su pueblo no den créditos a sus vecinos. Como en este país, la gente no sale a la calle para nada, a menos que regalen algo, lo más lógico es que, después de habernos tocado en "la cultura", la gente, directamente, no vote el día de las elecciones, y eso es lo más equivocado que el pueblo español puede hacer: la abstención, en España, no se castiga, ni tan siquiera es significante, aunque fuera significativa.
Manda narices que el PSOE y el PP se hayan puesto de acuerdo para vetarnos algo que hará, si no tiempo al tiempo, más daño a nuestro propio país. Es remar contra corriente, porque Internet siempre se abre el camino. Es intentar matar a un monstruo a través de webs-mensajero. Es algo ridículo, y hasta preocupante que haya una ley para prohibir una web con un enlace a una película o a cierta música en el segundo país del mundo donde más detenciones se producen por tráfico de material pedófilo. Donde la gente no va a comprar ni más discos, ni más videojuegos, ni más películas. Si antes se grababan en cintas o con vídeos piratas, ahora surgirán otras soluciones, aunque algunas han surgido ya cuando la Ley Sinde asomó las orejas. No se habla de quitar el canon a los ordenadores, pen-drives, cedés, móviles, y todo aquello susceptible de tener una memoria. Tocará seguir pagando una presunción de culpabilidad. Seguiremos viendo manteros en nuestras calles y los chinos de las rosas seguirán ofreciéndonos películas mal copiadas, sin que la Local pueda hacer nada por detenerlos porque saben que no es trabajo en saco roto.
La solución a todo esto no estaría en la abstención en las generales, sino en participar en las elecciones, pero atreviéndonos a cambiar. A dar nuestro voto a otras agrupaciones que aporten aire fresco. Lo mismo sale mal: de perdidos... Tenemos un gobierno con problemas y una oposición donde basta con decir: "eso está mal, márchese, eso está mal, márchese", sin aportar una sola solución a nada. Los que vamos creciendo nos damos cuenta de que esto, al final, siempre es lo mismo. Entiendo la apatía que la política española despierta en nuestras conciencias.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal