Palencia Entre Líneas

Cuatro apuntes sobre un sentimiento y una forma de vida: la nuestra. Palencia existe, se ve, se toca y se disfruta. Es un modo de vida.

02 febrero 2011

Virgencita, que no nos falte trabajo

No era mi intención repetirme, pero es que estamos peor que hace un año. Es lo que tiene el día de las Candelas, que justo salen los datos del paro y nos dicen que en Palencia hay, a día de hoy, más de 13.000 personas sin trabajo. Para una provincia de 180.000, no es moco de pavo.
¡Virgencita, que no nos falte trabajo! Las miradas, sobre todo, de los jóvenes, pasan por el nuevo grupo comercial Arambol: en Worten están haciendo ahora mismo las entrevistas, Aki, en apenas una semana, comienza con el montaje para abrir dentro de un mes, y Mercadona llegará algo más tarde. Sin embargo, la llegada del segundo supermercado valenciano a la capital hace que los empleados del colindante Carrefour Express contemplen su situación con incertidumbre. Si ya contamos con que hay previsto un tercer Mercadona justo enfrente del CC Las Huertas, Carrefour puede echarse a temblar, y sus explotados trabajadores, más. Si de por sí no tienen una situación laboral cómoda (y, a veces, ni lógica), tienen motivos de sobra para pensar que su puesto peligra.También está por ver si la apertura de las nuevas superficies de bricolage e informática se ceban mucho o no con las pequeñas y medianas empresas. Se han instalado en Palencia, dicen, avaladas por un fuerte estudio de mercado que pretende, entre otras cosas, evitar la fuga de palentinos a Valladolid, y captar la atención de los que ya compran en Palencia... Aunque por ello tengan que dejar de ir a otros sitios. La situación no es que sea, precisamente, halagüeña, cuanto menos, a corto plazo, cuando hay tan poca tarta que repartirse. Cuando mejore la economía, ya se verá. Pero, en este momento, parecen abrirse unas puertas dejando atrás otras no tan abiertas, y eso no acaba de ser del todo perfecto.
Ayer discutía con un amigo (y llegamos a un acuerdo) sobre si era mejor la salud que el dinero o al revés. Ambos preferimos salud, pero es que hasta el dinero es importante cuando la salud te falla. Conozco un caso muy de cerca donde el restablecimiento total de un paciente depende del sector privado y ¿financión...? La que tenga en su bolsillo derecho y en su bolsillo izquierdo. Después de todo, creo, sigo sin acabar de tenerlo claro. Espero que esta mañana, en la procesión, no me la hayan mareado mucho a la Virgen de la Calle, porque creo que en estos últimos 365 días ha tenido trabajo. Como diría Íker Jiménez... «he tenido un Dejá Vu.»

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal