Palencia Entre Líneas

Cuatro apuntes sobre un sentimiento y una forma de vida: la nuestra. Palencia existe, se ve, se toca y se disfruta. Es un modo de vida.

08 febrero 2011

Sergio, el fútbol te espera en breve

El domingo fue un día trágico para un chaval de nuestra tierra al que la suerte no le acaba de sonreír.
Creo que no sólo la gente que le quiere lloró con él cuando él salía también llorando en camilla. Lloró España entera. Apuesto a que es una de las personas que más mensajes de ánimo ha recibido en las últimas 48 horas.
Sergio Asenjo volvió a romperse la rodilla y, con ella, volvió a despertarse del sueño que persigue desde niño. Es la historia de un joven luchador al que la vida le ha puesto en unas circunstancias adversas para crecerse más que nunca con tan sólo 21 años.
Es la gran ventaja que tiene Asenjo, toda la juventud por delante, más teniendo claro que la carrera de portero termina con la aguja de la balanza más cerca del 40.
Supongo que por su cabeza hayan pasado muchas otras preguntas sin respuesta y muchas dosis de indignación. Como cuando dicen de la muerte, seguro que cuando su rodilla se quebró de nuevo, toda su vida pasó por sus ojos en tan sólo un segundo: sus primeros pinitos en el San Juanillo, el 'tú no te vas a Inglaterra' de su padre, el salto que pudo hacer de un Valladolid a un Atleti, los halagos sus actuaciones con las secciones inferiores de la selección... También cuando llegó el primer 'crac' y cuando llegó un De Gea que le hizo preguntarse a Sergio, de nuevo, por qué.
Tengo la sensación, y es sólo una sensación, de que Asenjo ha querido resucitar en Málaga sin haber sabido enterrar bien sus comeduras de coco y sus bajones cuando ha chupado tanto banquillo en el Calderón. Sólo puedo entender que esto, lo que parece tan inexplicable como injusto, es una señal de que tiene que saber volver (y lo hará) más entero, más completo, más maduro, con toda la confianza con la que deslumbraba en la sub-21. Asenjo vale mucho, es muy joven y aún tiene derecho a soñar y triunfar con lo que siempre ha querido ser. De él depende que, pasados estos 6-8 meses, la vida vuelva a sonreírle. Volverá más fuerte, mucho más fuerte, después de haber tragado más espinas que muchos futbolistas de su edad.

Sergio, el fútbol te espera en breve.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal