Palencia Entre Líneas

Cuatro apuntes sobre un sentimiento y una forma de vida: la nuestra. Palencia existe, se ve, se toca y se disfruta. Es un modo de vida.

08 noviembre 2011

Democracia imperfecta

Me dan mucha pereza estas elecciones. Con la crisis de por medio todo se vuelve más tedioso. Ninguno de los dos máximos representantes de la política ofrecen una apuesta ganadora, y se refugian en el miedo que invade a España desde fuera y en sus entrañas. Prudencia ante todo, nadie está para perder votos.
En época de escasez, los presupuestos para hacer campañas electorales siguen floreando billetes por doquier en mítines, carteles y debates totalmente inútiles que no sirven para convencer a prácticamente nadie. Si acaso, para espantar, pero nunca para ganar afiliados. Es lo que conocemos como "derroche".
Ahora las tijeras señalan a las Diputaciones, cuando bien saben ellos que el recortable del Senado se hace con mucha mayor tranquilidad para no pincharse los dedos con las puntas. Los esfuerzos se centran en conseguir Diputados, pero para el Congreso. Los senadores interesan poco. O más bien nada. Es como un filial para un equipo de fútbol. Como no aporte al equipo, en momentos de crisis es lo primero que sobra.
Y, otro año más, el bipartido se luce ante las cámaras de toda España para decepción de tantísimos partidos que aspiran a un sueño. Otra vez, el nefasto reparto de escaños tiene que hacer que los que votamos a nuestros representantes por Palencia se sienten en la misma sala donde hay diputados nacionalistas de otras autonomías que, con un número bajo de votos, sacan más fuerza que otras alternativas nacionales. ¿Para cuándo una maldita circunscripción única?
Para el orgullo que tenemos, no sé cómo no tenemos la posibilidad de crear y/o votar a un partido que se desmarque del resto. Como cada cual va a velar por sus propios intereses, ¿por qué un partido puramente palentinista, que luche por, al menos, uno de los tres escaños? Villarrubia y Cosidó, este último con mayor presencia de carteles que aquél, representan al PSOE y al PP, poco más. Es lo que hay. Los jóvenes ya hemos conocido la democracia como tal. Nuestros padres la valoran más. Pese a los cimientos fuertes con los que la construyeron, no hay nada como la erosión que produce el tiempo para dejar al aire las taras que esconden los ladrillos de esta democracia imperfecta.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal