Palencia Entre Líneas

Cuatro apuntes sobre un sentimiento y una forma de vida: la nuestra. Palencia existe, se ve, se toca y se disfruta. Es un modo de vida.

08 julio 2008

¿Dónde están los peces?

¿Dónde están los peces, matarilerilerile? Hace ya meses que no sabemos nada de ellos. Hace años que no están… Tal vez nunca han existido de verdad. Pero estaban ahí, seguro que lo estaban.
¿Cuánta gente les ha visto? ¿A cuántos nos han dicho: mira los peces de colores que hay en la fuente? Y, al final, con el agua sobre nuestras cabezas, nos quedamos sin verlos nadando tan alegres que parecían. Seguro que ahí ha habido peces, si no nos lo hubieran dicho.
Dicen que se dejaban ver más de noche que de día, cuando los bares de los alrededores estaban en plena ebullición, cuando la gente iba y venía de la zona del Seminario a otras partes de Palencia. Siempre alguno los veía y siempre había alguien a quien mostrárselos.
- Mira que peces de colores más gordos…
Y un buen día, nadie sabe por qué, se los llevaron. Quizás la cercanía con el río les hizo saltar en busca de una vida mejor y nadie los quitó adrede. Al ver que la fuente perdía su encanto sin ellos, el agua se esfutmó y nacieron una especie de plantas para adornar. Pero ni una placa, ni un recuerdo. Nada que ver con el banco que allí habitaba.
Es uno de los rincones míticos en los que, al pasar por él, sobre todo durante las noches de los fines de semana, justo por detrás de San Miguel, es inevitable recordar algunos remojones, incluso, tan agradecidos en verano que siempre arrojaban alguna carcajada.
Os seguimos echando de menos, pezqueñines.

1 comentarios:

A las 15/7/08 20:46 , Blogger Toñete ha dicho...

donde estan donde estan, los peces donde estan.

Frescos frecossss, como los refrescosssss, frescos frescosssss, como los refrescosssss...

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal