Palencia Entre Líneas

Cuatro apuntes sobre un sentimiento y una forma de vida: la nuestra. Palencia existe, se ve, se toca y se disfruta. Es un modo de vida.

21 julio 2008

Pico, pala y hasta hundir las vías

Con lo de hoy, se consolida el proyecto de soterramiento de las vías que busca desde hace tiempo el Gobierno de Palencia. El desvío es una alternativa caduca, al que siempre se podrá recurrir en el caso de que las obras se hagan mal y no generen más que problemas.
La llegada del AVE a nuestra capital es cuestión de tiempo, ya no hay marcha atrás. El problema va a ser cómo integrarlo en Palencia. Con la creación de la Sociedad Palencia Alta Velocidad se intentará que todo se haga de la mejor forma posible. Otra cosa es que se consiga. No es que se ponga duda la eficacia de todos aquellos, desde dirigentes hasta jefes de obra, que materialicen el proyecto, pero es una opción tan cara como compleja, y los riesgos son muchos.
En el conjunto del proyecto, la obra en sí parece lo más sencillo: meter una tuneladora bajo tierra y que cave a lo largo de nuestra ciudad durante casi 3 kilómetros. Después, acoplar unas vías y a sacar los trenes a pasear. Pico, pala, y a hundir las vías. Fácil, ¿no? Pues, en ciudades como Madrid, por ejemplo, saben los vecinos las molestias que puede acarrear el soterramiento de un tramo de vías o la construcción de un nuevo túnel subterráneo, con los casi siempre inevitables retrasos, problemas de re-financiación (que si ésta parte corresponde a la UE, ésta otra al Ayuntamiento, ésta otra a la Región...). Luego queda rezar para que todo se haya hecho en condiciones y los bloques colindantes a las vías no tengan problemas con las vibraciones, como sucede en Getafe.
Y, al margen, queda el follón de todos los preparativos, el desvío del Arroyo (otra eterna promesa que promete dar guerra), el qué hacer con los terrenos liberados por las vías... Cuestiones en las que acabará primando la política sobre todas las cosas, con el consiguiente rollo patatero y bochorno para quienes votamos entre Gobierno, Oposición, intereses públicos... ¡y privados, que esto es España, no hay que olvidarlo!
Si se hace todo bien a la primera... chapeau, nos quitaremos el sombrero y habremos ganado mucho en calidad de vida. Si no, ya veremos a quién hay que echarle las culpas y acabaremos todos locos. Aunque a nadie le quepa la menor duda de que siempre habrá quien se queje de que Palencia se haya quedado fuera del eje atlántico y que no podamos llegar a París montando en tren desde nuestra ciudad. Nunca lloverá al gusto de todos. Aunque se desviara el tren y ésto tuviera otras ventajas que jamás sabremos porque el tren ya no se va a desviar.
Puesto que nunca nadie va a quedar contento del todo, y las cartas están más que echadas, recemos y que nuestros dioses se apiaden de nosotros para que no haya más problemas y que nos protejan de la que se avecina.

1 comentarios:

A las 29/8/08 13:59 , Blogger Ana ha dicho...

Ni mis nietos verán el soterramiento. Es una obra muy cara, que aqui no compensa de ninguna manera (politica, economicamente). Las administraciones, sean de donde sean y del color que sean, simplemente "pasan"

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal