Palencia Entre Líneas

Cuatro apuntes sobre un sentimiento y una forma de vida: la nuestra. Palencia existe, se ve, se toca y se disfruta. Es un modo de vida.

24 julio 2008

¿Qué tal, cenaron bien?

Se trata de uno de los restaurantes favoritos de los palentinos. Apto para todos los públicos, precios muy baratos, atención de lujo y decoración original. No es como para llevar a un ejecutivo a cenar, pero a los jóvenes y no tan jóvenes nos encanta.
En la calle San Bernardo, junto a la coqueta entrada de la iglesia con el mismo nombre que la calle, está el Rincón de Istambul. Justo donde hace algunos años se asentaba la mítica hamburguesería Gigante. Un día cerró y hace unos siete años tomaron unos jóvenes con rastas el local e instalaron un kebab pionero en Palencia. Los resultados no pudieron ser peores: si no era la carne, era la máquina... el caso es que para servir unos bocadillos kebab había que esperar, como mínimo, 40 minutos. Pero no era un día, eran dos, y tres... y casi todos los que fueras. El local cerró.

Y lo retomó hace ya algo más de cuatro años un turco, pero de los de verdad. En pleno apogeo del Kebab como alternativa sana al McDonalds y Burguer King a lo largo y ancho de España, Nuri Pektas tomó las riendas del local que pasó a llamarse "El Rincón de Istambul".
Sí, es un kebab más... pero tiene algo especial. Comenzó como todos: con los kebab, los durum y cuatro cositas más. Pero hay muchas cosas que le hacen único y diferente de los demás. Empezando por su propietario, un hombre simpático, con bigote, y sus dos pinches, también turcos. Siempre tienen una buena cara, una broma que hacer, siempre te preguntan: "¿Cenaron bien?", agradecidos cada vez que vas. La decoración es puramente turca: con cuatro aparejos propios del lugar, un montón de fotos personales y música propiamente del país consigue crear una atmósfera especial.
No por eso va a ser más caro que el resto: un kebab normal cuesta lo que en todas partes: 3 euros. Siempre hay sitio para cenar tranquilamente con los colegas o con las parejas, y la variedad de platos ha ido en aumento. Hasta casi 50 variedades de platos. Incluso tienen web: http://rincondeistambul.es. ¿A quién no le apetece comerse un día un Islim Kebab o Baklava? Por el nombre, a uno que le guste la gastronomía extranjera, suena a bocado apetecible.
Aquí en Palencia un McDonalds tendría los días contados.

1 comentarios:

A las 24/7/08 18:23 , Blogger María ha dicho...

Pues nada, a ver cuando me invitas a esos sitios tan maravillosos con alguna sangría fresquita jajaja.

Un beso

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal