Palencia Entre Líneas

Cuatro apuntes sobre un sentimiento y una forma de vida: la nuestra. Palencia existe, se ve, se toca y se disfruta. Es un modo de vida.

15 octubre 2008

El valor de un canterano

Se habla del joven Canario. Un recién ascendido que sale a gol por partido y que ha pasado de canterano a nuevo ídolo de La Balastera. Hasta suena para los grandes: el Real Valladolid ya lo tenía en su agenda desde que militaba en juveniles, el Villarreal lo tiene apuntado por lo que pueda pasar, y dicen que su nombre ha llegado hasta el mismísimo Real Madrid. Puede ser más o menos creíble, pero el caso es que su nombre se prodiga por el codicioso mundillo de los ojeadores.
En el fútbol todo, absolutamente todo, pasa por que la pelotita entre o no. Si Canario las deja de enchufar, se pasará otro añito en el Palencia, que no está mal, en Segunda B, esperemos. Si las sigue enchufando, alguien llamará a las puertas del club: “Toc, toc, venimos a llevarnos a Canario”. Pagarán su modesta claúsula (por mucho que se la quieran subir seguirá siendo modesta para muchos equipos que apuesten por él) y a hacer las maletas.
Cambie de aires o no, el caso es que la situación del delantero debería ser un punto de inflexión para la actual directiva y para el cuerpo técnico. Canario es la reivindicación
de que la cantera existe y, bien trabajada, debe ser una fuente de talentos. Y no estamos hablando de formar perlas para un equipo que compite al más alto nivel futbolístico: hablamos de Segunda B y Tercera. Hablamos de formar jugadores que, con buenas condiciones, pueden ser de garantías para las categorías por las que, nos guste o no, nos estamos moviendo desde hace casi veinte años.
Muchos aplaudimos que Guille estuviera entre los elegidos del año pasado, más si cabe por tratarse del único palentino de la plantilla. Pero el hecho de que fuera un producto made-in-Palencia y la proyección del chaval nos ilusionó. Canario es la continuación de esa línea.
Una política adecuada, mentalidad de equipo, de sentimientos… El sueño de todo infantil, cadete, juvenil debe ser debutar en el equipo grande. Tal vez luego se marchen por dinero, pero la denominación de origen quedará para siempre. Pero si el sentimiento de defender una camiseta y unos colores se hace fuertes, se enseñan, se educan y se interiorizan, tal vez los diamantes en bruto quieran quedarse para hacer, en definitiva, más grande nuestro Club de Fútbol Palencia.

Artículo publicado en www.cfpalenciaco.com. Léelo aquí.

2 comentarios:

A las 18/10/08 13:32 , Anonymous Anónimo ha dicho...

Curioso eso de que siendo palentino de pura cepa se llame "Canario", ¿no? ¿¿Seguro que no os lo habéis traido de las islas?? jejeje.
Bueno, ¡viva el Palencia y a ver si este año sube a Segunda B!

Muchos besitos!

Marta.

 
A las 12/4/09 23:29 , Anonymous Anónimo ha dicho...

mm canario!! k siga asi k ta mu weno y juega dpm!! aupaa el palencia!!!

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal