Palencia Entre Líneas

Cuatro apuntes sobre un sentimiento y una forma de vida: la nuestra. Palencia existe, se ve, se toca y se disfruta. Es un modo de vida.

13 noviembre 2008

La Copa estará con nosotros

IMAGEN: Óscar Navarro (DP)
Hacía mucho que no me detenía tanto tiempo frente a una imagen, una fotografía: la que aparece en el día de hoy en Diario Palentino, obra de Óscar Navarro, en la que la Copa que presidía La Balastera sigue en pie, impasible pero vulnerable al paso de los años, ante en barrizal en el que se ha transformado el teatro de nuestros sueños.
Es imposible no detenerse ante tal imagen, producto de una nostalgia de quien se crió en ese estadio y de quien, en él, aprendió a amar un deporte y un equipo a través de los que vestían la camiseta morada del Palencia.
Mis circunstancias me impidieron estar en el último partido que se jugó en ese estadio, el colofón a tantas tardes de domingo que hoy se echan de menos.
La entrada por la puerta de general, con la Copa a un lado, la grada de frente, la caseta de plástico en la que, a estas alturas, se estaría vendiendo lotería de navidad, el bar cercano a la copa, el marcador, y los jugadores calentando tras la valla. En los últimos años disfrutábamos con esas pequeñas mejoras, como el rótulo que se puso en la pared "Estadio Municipal La Balastera", que no sé si a estas alturas permanece (la última vez que estuve en Palencia, por San Antonio, aún permanecían en su sitio); altavoces que se añadieron a las torretas de luz para que la megafonía llegara a todo el recinto; las barras que permitían que entráramos uno a uno por la puerta, y evitar que alguno se colara (que alguno lo hizo), los escáners portátiles con los que nos leían los códigos de barras de los carnés nuevos... "Mejorillas" que a más de un socio le hacía exclamar: ¡Parecemos ya el Bernabéu! Y nada más lejos de la realidad.
Estaba la portería del río y la de la Copa, los de casa ya sabíamos dónde atacaba el Palencia cuando leíamos alguna crónica o escuchábamos algún partido con esas referencias. La mítica Copa, que en su día sirvió de marcador y que, según leo a Moreno, la quieren trasladar a alguna rotonda cercana al nuevo estadio. Por mí, como si la quieren plantar en la misma "puerta 0". Es todo un símbolo que representa un montón de años de historia, y permitirá que la esencia de la historia (¿de dónde venimos?) no se pierda por el camino.
Como si de un cadáver donante se tratara, cada órgano da vida a otras instalaciones que lo necesitan. La historia sigue siendo motivo de vida. Un punto y seguido. La Copa estará con nosotros.

También puedes leer este artículo en la web Cf Palencia CO, pinchando aquí.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal