Palencia Entre Líneas

Cuatro apuntes sobre un sentimiento y una forma de vida: la nuestra. Palencia existe, se ve, se toca y se disfruta. Es un modo de vida.

09 octubre 2010

A la sombra de las vías

IMÁGENES: PSOE y ADIF
Por lo que se puede leer en prensa y otros blogs, la última visita de José Blanco a Palencia no ha terminado de dejar buen cuerpo a la gente. Ya de por sí, 'Pepiño' es una figura política con poca credibilidad, puesto que la oposición le pinta mal y entre la izquierda tampoco goza de todas las simpatías que cabría esperarse. Además, a la ciudad de Palencia no le sentó muy bien esa propuesta 'a vuela pluma', de hace apenas unas semanas, de querer desviarnos la trayectoria del AVE. La predisposición, por lo tanto, ya no iba a ser buena. Aunque nos trajera un cheque de fondos de inversión en blanco, muchos le echarían cierta mirada de sospecha.
Es verdad que prometer la llegada del AVE a nuestra ciudad no es muy difícil porque los Alvia ya paran en nuestra estación. Y eso es un paso. El soterramiento viene a ser la promesa eterna. Cada propuesta tiene sus críticas y cada nueva propuesta sus nuevas críticas. Incluso las alternativas a las propuestas tienen sus alternativas de críticas. Y así durante veinte años. ¿Cómo va a llegar una obra que no contenta a una ciudad entera? Puntualizo: no contenta a nuestros políticos. Cada uno tira de su lado de la soga sin remordimientos y con poco interés de ganar. Es más importante que la propuesta enemiga no gane. Es así como se viene gestionando. ¿Qué soterramiento vamos a esperar? Y me da igual que nos lo prometa Pepe Blanco, Álvarez Cascos o Perico de los Palotes. Así no se va a ningún sitio. Así soterramos el futuro de Palencia.
Me consuela, pese a que no soy conductor, saber que en breve tendremos más plazas de aparcamiento en la estación 'Norte'. Más que nada por evitar esos jaleos de "te aparcan, no, paran, esperamos que viene uno, ahora, baja del coche, abre el matero, ¿puedes?, uno detrás, otro que frena, dobles filas, espectáculo de intermitentes, me despido ya... No hay quien deje el coche. Ve al andén y si encuentro sitio en otro lado, espero el tren contigo, hazme una perdida cuando llegues."
Es comprensible que una obra tan faraónica no es algo que surja de la noche a la mañana. También muchos pensamos que el nuevo estadio de fútbol no lo verían nuestros ojos, y se hizo. No es lo mismo, pero al final se hizo. Muchos dirán que la visita de Blanco no aportó nada... Peor hubiera sido que ni se hubiera molestado en venir. De las dos formas le iban a caer palos igualmente.
Quiero pensar que pronto pueda salir todo bien, y nuestra política deje de recostarse con tanta comodidad a la sombra de las vías jugando a sólo ellos saben qué. Que el sueño de muchos, que somos todos los demás, se haga pronto realidad.

1 comentarios:

A las 13/10/10 19:14 , Anonymous Anónimo ha dicho...

Das en el clavo con el que son los políticos los que juegan a algo. Los palentinos tenemos claro que queremos el soterramiento y podemos conseguirlo como lo han conseguido en otros lugares. Por los cambios en la red viaria yo soy optimista en esta ocasión, pese a que el juego sea poner palos en las ruedas del contrario...

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal