Palencia Entre Líneas

Cuatro apuntes sobre un sentimiento y una forma de vida: la nuestra. Palencia existe, se ve, se toca y se disfruta. Es un modo de vida.

08 agosto 2011

De vuelta

Titulo esta entrada "de vuelta" aunque, realmente, nunca me terminado de ir. El trabajo en estos días de verano, una semana cerca del mar y no haber tenido internet en casa durante más de un mes ha provocado esta ausencia de letras, la más larga desde que este blog echó a andar. Perdón si este texto es más personal que palentino, pero la intensidad del día a día me ha permitido sentirme, en apenas un mes, como fuera de lo corriente.
Ha sido el momento de elegir otro camino y decidir compartirlo todo con la mejor persona que he conocido nunca. Sin hipotecas... porque los bancos no deben pintar nunca nada en ningún cuento. Estoy convencido de que no echaré de menos la terrible rutina de buscar estudiantes nuevos cada verano, si no a mitad del curso, cuando uno decide no sé qué y se marcha de un piso en Aluche en el que, junto a dos palentinos (uno de ellos Víctor, "el otro Mou", del que me precio ser su amigo) me embarqué en la aventura de la independencia en la gran capital... Colegio Mayor aparte, donde conocí buenas personas y otro puñado de palentinos: Álvaro, Quique, Valderrama, Juanpa... Me viene el recuerdo de aquel veterano de Valladolid, que en época de novatadas me preguntaba: "Novato, ¿qué es Palencia?", a lo que me veía obligado a responder: "¡Un pueblo obrero de Valladolid!"
Y es que fue allí donde empecé mis días cuando tuve claro que quería hacer periodismo y tenía que venirme a Madrid. Mi primer día de madrileño fue mi primer día de clase. Diez cursos después he hecho mi último examen y, por fin, puedo escribir mi primera entrada en el blog como Licenciado... y con trabajo, que ya venía de atrás, lo cual no es poco.
Ser de fuera crea ciertos vínculos y siempre he notado feeling entre la gente de nuestra tierra. Por eso conocí a Jorge y Fran, dos periodistas que también escriben Palencia con P.

Además, ha habido un programa de motor por medio, otro que me espera el domingo, algunos más de deportes, la vuelta a la producción de la noche... Oportunidades que aparecen cabalgando sobre el caballo ganador de la radio deportiva.

Y en breve, el caramelo que pondrá fin a un verano dulce, entre tapas, fiestas, reencuentros y una boda, después de haber acompañado a mi amigo Santi a la suya, en lo que ha sido uno de los sueños de su vida. Todo muy bucólico, muy como de otro mundo. ¿Pero a quién le amarga un dulce? El que siente amargor en esos casos, en realidad, le falta algo para acabar de ser persona.

4 comentarios:

A las 11/8/11 13:02 , Blogger David Valderrama Gutiérrez ha dicho...

Lo importantem es que sigues por Madrid vendiendo en condiciones nuestra ciudad, ¿No?, La Patria de Palencia, también se hace desde Madrid, gracias a gente como tú!
Un Abrazo!

 
A las 12/8/11 19:37 , Anonymous Anónimo ha dicho...

¿Te casa entonces? Dinoslo que nos tienes en ascuas!!. Me han dicho unos amigos que eras nuestro monitor de campamento. ¡Qué fuerte! Este año ha sido el primero fuera de Palencia, estoy estudiando en la la politécnica (UPM) y es muy dura; y el cambio de no tener a tus padres y el ambiente hostil del colegio mayor se me han hecho cuesta arriba.

 
A las 12/8/11 20:44 , Blogger Javier Jurado ha dicho...

* David, "Palentino" (como era el saludo clásico por los pasillos del Colegio) ¡un fuerte abrazo!
* Anónimo, ¿casarme? ¿Quién dijo casarse? Aún es más que pronto.
Ya me queda la intriga de saber quién eres. Recuerdo el grupo de "pequeñajos" de 7 y 8 años que llevé en mi único campamento como monitor. Yo aún estaba a punto de ser mayor de edad... En el grupo estaban Miguel, Jesús, Dulce... ¡Mucho ánimo, vivir fuera es una experiencia sensacional!

 
A las 14/8/11 14:41 , Anonymous Marat ha dicho...

Aunque la lea un poco tarde, qué bonita entrada... :)
Besos!!

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal